Jueves, 15 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Francisco llegó a Portugal para visitar la Basílica de Fátima

Francisco llegó a Portugal para visitar la Basílica de Fátima

14 May 2017

El día de mañana, el papa canonizará a los pastorcillos Francisco y Jacinto Marto, en el centenario de la aparición de la virgen, presenciada por estos.

Francisco, que se presentó como "un obispo vestido de blanco" permaneció en la capilla de las Apariciones durante varios minutos en momentos de reflexión ante la Virgen, instantes donde los cientos de miles de seguidores del líder católico también hicieron silencio.

Aterrizó en el estadio municipal de Fátima, para luego recorrer en papamóvil los cinco kilómetros hasta la Basílica de Nuestra Señora de Fátima, saludado a su paso por miles de personas apostadas al borde de la carretera que le lanzaron vivas y flores. La última aparición a los niños fue el 13 de octubre de ese año.

"Recorreremos, así, todas las rutas, seremos peregrinos de todos los caminos, derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras, yendo a todas las periferias, para revelar allí la justicia y la paz de Dios”, dijo, mientras los peregrinos escuchaban emocionados, algunos con lágrimas en los ojos.

(.) Aquí, todas las nacionalidades y clases sociales se unen con el consuelo que ofrece María", dijo a la AFP el abogado portugués de 46 años Pedro Pestana, integrante de la multitud de fieles venidos del mundo entero a Fátima. Jacinta, como prácticamente todas las campesinas portuguesas de la época, era analfabeta, y su actividad principal consistía en pastorear el rebaño de ovejas familiar, una "vida dura" acorde con los tiempos.

En un día claro, los tres niños, Lucia, Jacinto y Francisca, estaban pastoreando en las colinas, cuando sobre un pequeño roble, surge una luminosidad después de un relámpago, y una figura "de una Señora vestida de blanco, más brillante que el sol, reluciendo más clara e intensa que un vaso de cristal lleno de agua cristalina, atravesado por los rayos de sol más ardientes". Francisco ya había muerto en su casa el 4 de abril de 1919.

Tras descansar un par de horas, Francisco regresó al santuario para asistir a la bendición de las candelas y el rezo del Rosario.

El niño, junto con su hermana y sus padres, João Baptista y Lucila Yuri, llevó las ofrendas en la misa y recibió un abrazo del pontífice.

El Papa rezará en la Capilla de las Apariciones, construida en el sitio donde, según la creencia católica, la Virgen se apareció por primera vez, el 13 de mayo de 1917, a tres jóvenes pastores de este pueblo humilde.

"La vida sólo puede sobrevivir gracias a la generosidad de otra vida", afirmó Francisco, ante una marea humana que pasó toda la noche en la explanada del santuario ubicado en el valle Cova de Iria, en el corazón de Portugal. Se espera la llegada de un millón de peregrinos durante la visita pontifical para la canonización de dos de los niños. El Papa después acarició la imagen de la Virgen y donó una rosa de oro, convirtiéndose así en el tercer pontífice que hace este regalo tras Pablo VI, que la envió en 1964 en pleno Concilio Vaticano II, y Benedicto XVI en 2010.

Francisco llegó a Portugal para visitar la Basílica de Fátima