Jueves, 25 May 2017
Ultimas noticias
Casa » El Papa dice a genetistas que destruir embriones es injustificable

El Papa dice a genetistas que destruir embriones es injustificable

19 May 2017

El papa Francisco recibió en el Vaticano a cientos de pacientes con la enfermedad genética y mortal de Huntington, entre ellos una niña argentina de 15 años, y los animó a que "no se sientan una carga", lamentó el "aislamiento y abandono" que sufren, y convocó a las familias a "no caer en la tentación de la vergüenza y la culpa".

El Papa argentino también censuró la marginación que padecen las víctimas de esta grave enfermedad hereditaria e incurable, que afecta a un promedio de cinco a diez personas por cada 100 mil.

"La palabra del Papa significa muchísimo, que se abra esto y que se sepa lo que es, que el mundo se entere lo duro que es esta enfermedad, no sólo para el enfermo sino para la familia también, es muy duro vivirla día a día", apuntó Norma.

"Durante mucho tiempo, los temores y las dificultades que han caracterizado la vida de las personas enfermas de Huntington han provocado a su alrededor malentendidos, barreras, verdaderas marginaciones".

Un caso es el de la venezolana María Esther Soto, que ha llegado a Roma junto a sus otros dos hermanos, Fanklin y Yosbely, todos ellos enfermos, para pedirle al papa argentino que les ayude porque en el pueblo donde viven, Barranquitas, pasan "muchas necesidades". El rasgo externo más asociado a la enfermedad es el movimiento exagerado de las extremidades (movimientos coréicos) y la aparición de muecas repentinas.

"Si estoy feliz de estar aquí", confesó a la AFP con voz nasal por las dificultades para hablar el colombiano John Freddy Zuleta, de 20 años, quien viajó desde Medellín junto con otros seis familiares.

Y ante ello repitió el eslogan de las asociaciones que se ocupan de esta enfermedad: "Nunca más oculta".

En su discurso, el pontífice hizo un llamado también a los científicos para que eviten usar embriones humanos en sus investigaciones contra las enfermedades neurodegenerativas. "Es obvio que se mira vuestro trabajo con mucha expectativa", afirmó el papa en la Sala Pablo VI ante unos 500 pacientes, médicos y familiares venidos de todo el mundo y en particular de América Latina, una de las zonas más afectadas.

Os recibo con alegría y os saludo a cada uno de los que estáis aquí presentes en esta reunión y reflexión dedicada a la enfermedad de Huntington.

18 de mayo de 2017 por Sergio Noriega "Algunas líneas de investigación, de hecho, utilizan embriones humanos provocando inevitablemente su destrucción. Pero sabemos que ningún fin, aunque en sí mismo sea noble -como la posibilidad de una utilidad para la ciencia, para otros seres humanos o para la sociedad-, puede justificar la destrucción de embriones humanos", advirtió el papa. Entre vosotros hay también personal del Hospital "Casa Sollievo della Sofferenza" que, con su atención y su investigación, son una manifestación de la aportación que la Santa Sede quiere dar en este ámbito tan importante a través de una obra suya. Logramos pruebas genéticas, la detección de la enfermedad y medicamentos para tratar los síntomas.

Explicó que el Estado, "después de muchos años de presión" logró tener un medicamento para aliviar los efectos del Huntington pero que ahora, con la escasez de comida y medicamentos, los enfermos no pueden acceder a dicho tratamiento.

El Papa dice a genetistas que destruir embriones es injustificable