Lunes, 18 Diciembre 2017
Ultimas noticias
Casa » La campaña de Trump tuvo al menos 18 contactos secretos con Rusia

La campaña de Trump tuvo al menos 18 contactos secretos con Rusia

19 May 2017

El presidente Donald Trump criticó el jueves la investigación sobre la supuesta colusión de su equipo de campaña con Rusia, calificándola como la "mayor caza de brujas" en la historia de Estados Unidos.

La oposición demócrata llevaba semanas pidiendo el nombramiento de un fiscal especial independiente para esa investigación, sobre todo tras el despido fulminante de James Comey de la dirección del FBI la semana pasada, tras saberse que era él quien estaba al frente de las pesquisas sobre la supuesta injerencia rusa.

"Con todos los actos ilegales que tuvieron lugar en la campaña de Clinton y la administración de Obama, ¡nunca se nombró un abogado especial!".

Sin embargo el tema no sólo es el FBI, "es la participación de Donald Trump para quitar al ex director del FBI, el affair ruso, lo que ya se comenta también de que hay una libreta con anotaciones de Comey después de que tenía llamadas telefónicas o encuentros personales sin ningún otro testigo, con el presidente Donald Trump", explicó Sánchez.

Las conversaciones entre Flynn y Kislyak se aceleraron después de la votación del 8 de noviembre mientras, según las fuentes, los dos discutían la creación de un canal extraoficial para la comunicación entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, que pudiera sortear la burocracia de seguridad nacional de Estados Unidos.

La posición de Trump contrasta de manera directa con la postura que ha tomado casi de manera unánime el Congreso, donde el nombramiento de Mueller ha sido ampliamente bien recibido tanto por demócratas como por republicanos.

Mueller, designado al cargo de director del FBI por el presidente George W. Bush, condujo la agencia federal de 2001 a 2013.

"Lo que he determinado es que basado en las particulares circunstancias, el interés público me obliga a poner esta investigación bajo la autoridad de una persona que ejersa un grado de independencia de la cadena normal de comando", afirma Rosenstein, y señala que cree que es necesario un fiscal especial "para que el pueblo estadounidense pueda tener confianza en el resultado (de la investigación)". "La importante investigación bipartidista en la Cámara (de Representantes) también continuará", añadió.