Sábado, 21 Octubre 2017
Ultimas noticias
Casa » Temer no renuncia a la presidencia de Brasil a pesar del escándalo

Temer no renuncia a la presidencia de Brasil a pesar del escándalo

19 May 2017

En el Parlamento, en los medios digitales, en la televisión y en las redes sociales han cobrado cuerpo las exigencias para que Temer renuncie.

"Mi único compromiso es con el Brasil y sólo este compromiso es el que me guía", finalizó el mandatario. Por eso el mandatario exigió a la justicia "una investigación plena y muy rápida para que se aclare esto al pueblo brasileño", agregando que "esta situación de duda no puede persistir por mucho tiempo, estas grabaciones clandestinas no pueden pesar en una investigación y en lo que se haga después".

El Tribunal Supremo de Brasil ha aprobado este jueves la apertura de una investigación contra el presidente del país, Michel Temer, después de que se difundiera una grabación en la que éste autoriza un pago al expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha para comprar su silencio.

Por su parte, este jueves el Tribunal Supremo de Brasil autorizó una investigación contra Temer.

En otro momento de la conferencia, sostuvo que su gobierno vivió esta semana "su mejor y su peor momento", refiriéndose a los informes en los que se hablaba de un repunte de la economía brasileña, así como también de una caída en los indicadores de la inflación y los datos de la generación de empleos, lo cual "creó esperanzas de días mejores".

"Las grabaciones trajeron de vuelta el fantasma de la crisis política".

Michel Temer, presidente de Brasil. "No compré el silencio de nadie", dijo.

La renuncia de Temer es exigida desde este miércoles por toda la oposición, pero esa demanda también tuvo la adhesión de importantes e influyentes sectores del oficialismo.

La dimisión de Araújo, cuyas razones no han sido aclaradas, fue confirmada a Efe por fuentes del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), uno de los principales pilares del Gobierno de Temer en el Parlamento y cuyo presidente, Aécio Neves, fue objeto de una vasta operación policial por asuntos de corrupción.

En mayo de 2016, Temer se convirtió en presidente después de que su predecesora Dilma Rousseff fuera sometida a juicio político y destituida por temas no relacionados con Lava Jato.

"Si las alegaciones de defensa no son convincentes -y no basta con alegar que son necesarias evidencias-, los implicados tienen que tener el deber moral de facilitar la solución, aun con gestos de renuncia", publicó Cardoso en su cuenta en Facebook.

Temer no renuncia a la presidencia de Brasil a pesar del escándalo