Miércoles, 16 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » Trump confía en ser exonerado por nuevo fiscal sobre Rusia

Trump confía en ser exonerado por nuevo fiscal sobre Rusia

19 May 2017

El Departamento de Justicia designará a Robert Mueller, exdirector del FBI que precedió a James Comey en el cargo, como fiscal especial para que investigue el caso de la intervención rusa en las elecciones estadounidenses de EEUU de 2016.

El vicefiscal general, Rod Rosenstein, ha anunciado el nombramiento de un ex director del FBI para supervisar la pesquisa sobre la intrusión rusa y los "asuntos relacionados" porque es de "interés público".

Mueller, que encabezó al FBI durante los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y se desempeñó tanto en una presidencia republicana como en una demócrata, tendrá amplios poderes para investigar si miembros de la campaña de Trump se coludieron con el Kremlin con el fin de influir en los comicios, así como la autoridad para procesar judicialmente cualquier delito que sea descubierto en la investigación.

Tras conocerse el nombramiento, el presidente Donald Trump dijo a través de un comunicado emitido por la Casa Blanca que no la investigación "demostrará que no hubo colusión entre mi campaña y cualquier entidad extranjera".

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, convocó a una conferencia de prensa donde alegó que el Poder Legislativo tiene que concentrarse en hacer su trabajo.

En su exhorto a los cadetes para cumplir con sus nuevas responsabilidades sin importar los retos por delante, Trump aseguró que ningún otro político en la historia del país, "ha sido tratado peor o de manera más injusta" que él.

El legislador demócrata, de igual modo, había declarado el lunes pasado que el inquilino de la Casa Blanca debe ser destituido por su decisión de despedir a Comey, así como por un reciente tuit del jefe norteamericano de Estado en el que indicó que podía tener grabaciones de conversaciones con el depuesto jefe del FBI.

Trump no se refirió en toda la jornada a la controversia sobre el despido de Comey, ni la información de que él había pedido al exdirector del FBI que no investigara a uno de sus exasesores, ni a la polémica relacionada con su propia decisión de compartir con Rusia información confidencial sobre el Estado Islámico (EI).

En medio del clima de desconfianza, las presiones se concentraron el miércoles en el Congreso, y especialmente en las bancadas republicanas, que hasta ahora se mantuvieron en silencio. "Nuestro papel es concentrarnos en los hechos", dijo.

La carta llegó después de que el Comité de Inteligencia del Senado hizo una solicitud similar para los memorandos de Comey, además le invitó a testificar en sesión abierta o cerrada.

En la imagen, la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley.

"A día de hoy, la lucha política en Estados Unidos nos preocupa, porque cuesta imaginar qué otras cosas puede inventar la gente que genera semejantes tonterías para instigar ánimos antirrusos", dijo.

Trump confía en ser exonerado por nuevo fiscal sobre Rusia