Viernes, 24 Noviembre 2017
Ultimas noticias
Casa » Asesor de la Casa Blanca en investigación sobre Rusia

Asesor de la Casa Blanca en investigación sobre Rusia

26 May 2017

El presidente Trump se jactó ante funcionarios rusos haber despedido al "loco" director del FBI, James Comey, y dijo que este le quitaba "mucha presión", según documentos de la reunión citados por el diario The New York Times.

"Me enfrentaba a una gran presión por Rusia".

Una tercera fuente ha explicado que, en realidad, Trump hizo esos comentarios como táctica negociadora para evitar hacer concesiones a Rusia en temas sensibles como las guerras en Siria o Ucrania argumentando que las investigaciones sobre la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones estadounidenses limitaban sus movimientos.

El diario informó de que ese documento resume una reunión que mantuvo Trump en Washington el pasado 10 de mayo con el ministro de Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov. "Estaba loco, un verdadero demente, le faltaba un tornillo", agregó el mandatario.

"Acabo de echar al jefe del FBI, estaba loco, completamente chiflado", habría dicho Trump al diplomático, según un informe oficial sobre la reunión redactado por la Casa Blanca y que fue leído al New York Times.

También hoy, la CNN publicó que funcionarios rusos alardearon en conversaciones interceptadas de que habían cultivado una fuerte relación con Flynn y que, a través de él, Rusia podría tener influencia sobre Trump y la Casa Blanca.

A inicios de mayo, la Casa Blanca confirmó la salida del funcionario.

El Departamento de Justicia designó el miércoles al ex director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) Robert Mueller como fiscal especial para investigar la posible relación entre el equipo de campaña de Trump y Rusia. "Pero ya me la quité de encima", de acuerdo con el memorando leído a reporteros del Times.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, no negó la veracidad de la versión y argumentó que Comey había creado "una presión innecesaria sobre nuestra capacidad para dialogar y negociar con Rusia" al "politizar la investigación".

La decisión -que se produjo después de que Trump le pidiera a Comey su lealtad y, según los memorandos escritos por el exdirector del FBI, de que le pidiera acabar una investigación sobre el principal asesor de seguridad nacional de Trump- fue vista como una clara violación del protocolo y algunos demócratas pidieron un juicio político.

"La investigación habría continuado, y, obviamente, el despido de Comey no la habría terminado".

Asesor de la Casa Blanca en investigación sobre Rusia