Jueves, 24 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » Cuba tacha de retroceso la nueva política de Donald Trump

Cuba tacha de retroceso la nueva política de Donald Trump

19 Junio 2017

El Gobierno de La Habana considera que la nueva política hacia la isla del presidente de Estados Unidos es un retroceso en las relaciones entre ambos países, aunque destacó su disposición al diálogo respetuoso.

Trump dio a conocer en Miami su nueva política, en la cual endurece el embargo, limita los viajes de estadounidenses y prohíbe negocios con empresas administradas por militares cubanos. El presidente de Estados Unidos llamó también a "elecciones libres" en Cuba y pidió la liberación de "los presos políticos" del régimen cubano.

Este viernes, el mandatario estadounidense anunció desde Miami un endurecimiento de la política hacia Cuba, lo cual pone un alto al esfuerzo realizado en 2014 por la Administración de Barack Obama, que tenía el objetivo de levantar el bloqueo del país isleño, y así aliviar la situación económica del pueblo cubano.

"Cancelo el acuerdo bilateral firmado por (Barack) Obama" con Cuba, afirmó, con lo que hizo añicos el pregonado "deshielo".

"Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, ya sea la que pretenda lograrlo a través de presiones e imposiciones, o empleando métodos más sutiles, estará condenada al fracaso", dice la declaración.

"Pensé que Trump congelaría lo que se había hecho hasta ahora, que mantendría las primeras medidas anunciadas por Obama, pero lo que anunció son medidas directamente duras, lo que me parece coherente con su visión de la política externa general", explicó el analista político.

"Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962, que no solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obstáculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también la soberanía y los intereses de otros países, concitando el rechazo internacional", añadieron.

"El año pasado les prometí ser una voz contra la represión y una voz por la libertad del pueblo cubano".

Las embajadas en La Habana y Washington permanecerán abiertas.

Por su parte, la organización de solidaridad Cuba Sí France emitió un documento en el cual expresó su condena a "la decisión desastrosa y criminal" de Trump.

Con sus nuevas medidas, Trump busca frenar el flujo de dinero estadounidense al ejército y los servicios de seguridad de la isla, pero manteniendo las relaciones diplomáticas y permitiendo que las aerolíneas y cruceros estadounidenses sigan dando servicio a la isla.

"La política reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opone a los llamados dentro de Estados Unidos y otros foros internacionales para acabar con él", indicó la Casa Blanca en un comunicado mientras Trump anunciaba el cambio de política en Miami.