Lunes, 23 Octubre 2017
Ultimas noticias
Casa » Gobierno rechaza acusación de espionaje a periodistas

Gobierno rechaza acusación de espionaje a periodistas

20 Junio 2017

De acuerdo con el reporte del Citizen Lab de este centro educativo, la ilegal vigilancia a estos ciudadanos se hizo mediante el sofisticado software "Pegasus", creado por la firma NSO Group, de Israel; vendido sólo a gobiernos y destinado exclusivamente para combatir a terroristas, líderes criminales y capos del narcotráfico.

"No son los periodistas y los activistas a quienes el gobierno debe tener bajo la lupa".

"Somos los nuevos enemigos del Estado", señaló Juan Pardinas, director general del IMCO, quien redactó e impulsó la legislación anticorrupción #Ley3de3.

El espionaje puede ser ordenado solo cuando se demuestre que los funcionarios tienen un caso bien armado para realizar dicha solicitud.

Para espiar a diez usuarios de iPhone, por ejemplo, el fabricante cobra 650 mil dólares, además de la cuota de instalación de 500 mil dólares, según las propuestas de comercialización de NSO Group que revisó The New York Times.

Los objetivos Las personas afectadas con el presunto espionaje son Mario Patrón, Stephanie Brower y Santiago Aguirre, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro.

"La información publicada por el NYT, es de la mayor gravedad porque constituye obviamente una invasión en la privacidad de defensores de derechos humanos y periodistas", sostuvo.

Por medio de ocho SMS, el gobierno intentó espiar también a Carlos Loret de Mola, entre agosto y septiembre de 2016.

Brewer instaló en su teléfono el software espía al recibir un mensaje de texto sospechoso que cuestionaba por qué el Centro Prodh no defendía también a los soldados y policías víctimas de abusos. La abogada abrió el enlace y este la dirigió a una página web corrupta, un indicio del software Pegasus, señala el diario.

El Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez, publicó en su cuenta de twitter la repuesta del Gobierno México al periódico estadounidense The New York Time, dijo que ´no hay prueba alguna de que agencias del gobierno mexicano sean responsables del supuesto espionaje descrito en su artículo´. Breve, de apenas tres párrafos, la Presidencia llamó a los afectados a presentar denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) para que esa dependencia inicie las investigaciones correspondientes.

El Gobierno de la República negó haber espiado a activistas, periodistas y defensores de derechos humanos. En diciembre de 2016 la presidencia se vio obligada a revelar cuántas intervenciones de comunicaciones llevó a cabo en 2016, lo que dejó en evidencia el incremento de estos casos cada año, como publicó la Red en Defensa de los Derechos Digitales publicó en su informe acerca del estado del espionaje en el país. "La verdad es que hay que detener el espionaje por eso me he sumado a este asunto", afirmó el colaborador de EL UNIVERSAL, Televisa y Radio Fórmula en entrevista telefónica.

Sin embargo la investigación de Artículo 19, R3D y Social Tic aseguró que con la asistencia técnica del Citizen Lab los periodistas y activistas mexicanos fueron perseguidos con la tecnología de la empresa anteriormente mencionada.

Periodistas, activistas anticorrupción y defensores de los derechos humanos en México han sido víctima de un avanzado programa de espionaje adquirido por el gobierno mexicano.

Gobierno rechaza acusación de espionaje a periodistas