Jueves, 13 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Un derecho pendiente — Salud sexual

Un derecho pendiente — Salud sexual

06 Setiembre 2017

En este sentido, el director de Salud Municipal, Juan Carlos Padilla Valdivia, destacó que el Ayuntamiento está incidiendo directamente en los sectores de la población y segmentos sociales en donde podrían generarse condiciones que pusieran en riesgo la seguridad sexual de las personas. El lema de este año, "Amor e intimidad en la salud sexual, una posibilidad para todas las personas", sugiere un avance significativo, desde la ruptura del silencio a la precisión de que la salud sexual está estrechamente vinculada con las emociones, el placer y los vínculos afectivos, y que todos y todas tenemos derecho a ella.

La definición de salud sexual, creada en 2002 por la AMSS junto con la Organización Mundial de la Salud (OMS), establece que es el bienestar físico, emocional, mental y social en relación con la sexualidad, yendo más allá de únicamente las disfunciones o enfermedades. Como sabemos, el ejercicio y la expresión de la sexualidad están normados -limitados- por factores socioculturales, religiosos, legales, y varían según el conocimiento de sí, la experiencia, entre otros. Jóvenes y adultos, en toda la diversidad sexual, tienen derechos en los cuales está trabajando el Programa de Salud Sexual. - Derecho a vivir libre de todas discriminación; 10.

- El derecho a gozar de los adelantos científicos y de los beneficios que de ellos resulten.

Se entregan principalmente a los grupos de riesgo como trabajadoras sexuales, a quienes también se les otorga información y recomendaciones para que participen activamente de las campañas de cuidado permanente de la salud.

- El derecho a una vida libre de tortura, trato o pena crueles, inhumanos o degradantes. No sorprende que la "estrategia" gubernamental (ENAPEA) sea un fracaso cuando ni siquiera se ha promovido una verdadera educación sexual integral en las escuelas ni se ha invertido en prevención de la violencia, en general.

Educar en sexualidad; sin embargo, va más allá de la prevención de enfermedades o embarazos no deseados. Para asegurar el desarrollo de una sexualidad saludable en los seres humanos y las sociedades, los derechos sexuales siguientes deben ser reconocidos, promovidos, respetados y defendidos por todas las sociedades con todos sus medios.

Toma de decisiones reproductivas, libres y responsables: decidir tener o no hijos, el número y el espacio entre cada uno, y el derecho al acceso pleno a los métodos anticonceptivos.

Un derecho pendiente — Salud sexual