Domingo, 16 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Los dramáticos mensajes que Fernando Pastorizzo le envió a sus amigos

Los dramáticos mensajes que Fernando Pastorizzo le envió a sus amigos

11 Enero 2018

Se conocieron detalles de la causa que investiga el crimen.

Los abogados de Nahir Galarza, la joven detenida por el crimen de su novio en Entre Ríos, apelan a la excusa de la emoción violenta ante la supuesta violencia de género para salvar a la joven.

Según revelaron fuentes judiciales, un amigo íntimo de la víctima declaró ayer ante la fiscalía que cuando amaneció el lunes 25 de diciembre tenía un mensaje suyo en un grupo de WhatsApp en el que les decía "que lo habían metido en una casa y que le habían pegado". En el audio, que ya fue sumado al expediente, acusa a Nahir y a una amiga por el ataque.

"El audio lo mandó a las 8.46".

Ante de pregunta del amigo, de cómo sucedió la agresión, Fernando cuenta: "Me llamó hasta la puerta para hablar y yo como un pelotudo fui". Lo borré y tampoco me dejaba porque decía que iba a habar.

"Fernando y Nahir siempre se peleaban, no se agredían pero discutían. Desde que lo conozco, desde hace tres años, siempre estuvo con ella". A esas horas, en las afueras de Gualeguaychú no hay prácticamente nadie.Es muy probable, que Nahir haya tomado el arma de la heladera de su casa y Fernando nunca se percató de que la tenía escondida.

"Veo que para año nuevo te agarra otra vez", dijo el amigo, a lo que Pastorizzo respondió: "No, ni en pedo". "Nos sentamos en el patio a hablar de cómo estaba y quién le había pegado; y ahí me contó con detalles que había sido Nahir con Sol Martínez; que según él, Sol lo agarró del cuello y le pegó una piña en la cara y Nahir lo agarró de la cabeza y le pegó contra la pared; y ahí es cuando perdió el conocimiento un toque".

El funcionario judicial dejó en claro, en contraposición a Zonzini, que Nahir Galarza confesó el crimen bajo declaración de imputado y no como una "exposición ante el fiscal" como señaló el vocero.

Los dramáticos mensajes que Fernando Pastorizzo le envió a sus amigos