Sábado, 22 Setiembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Misión de investigación por presunto uso de armas químicas llega a Siria

Misión de investigación por presunto uso de armas químicas llega a Siria

15 Abril 2018

Estados Unidos, Francia y Reino Unido atacaron el sábado de madrugada objetivos militares específicos en Siria para castigar al régimen de Damasco por ese presunto ataque químico contra civiles, ocurrido la semana pasada.

El representante permanente de Siria en la ONU, Bashar al-Cafari declaró que dos equipos distintos de la Organización para la prohibición de las armas químicas (OPAQ) se trasladarán a Siria para interrogar si se utilizaron o no estas armas.

"Dejaremos al equipo que haga su trabajo de forma profesional, objetiva y lejos de cualquier presión", agregó.

Las potencias de occidente aseguran que hubo un ataque que involucró el uso de cloro y gas sarín, mismo que presuntamente asesinó a decenas de personas. "Los resultados de la investigación revelarán las alegaciones mentirosas".

"Nosotros somos los primeros interesados en poner fin a estas acciones ilegítimas respecto al uso de armas químicas", pero la respuesta "fue la misma" que hace un año: "dijo que 'es un secreto, no podemos facilitar estos datos'", ha expuesto Lavrov.

El Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ, por su sigla en inglés) anunció que emprendería una investigación independiente el 14 de abril pero el bombardeo ocurrió antes de que la comisión de investigadores llegara a territorio sirio.

En un mensaje de Twitter, la OPAQ confirmó la llegada de su equipo de investigadores a la capital siria.

"Siempre hay que tener en cuenta esa posibilidad y los investigadores buscarán pruebas que muestren si el lugar del incidente fue alterado", señaló Ralf Trapp, consultor y miembro de una misión anterior de la OPAQ a Siria.

En un borrador de resolución del que la AFP obtuvo una copia, el Consejo de Seguridad de la ONU, que se reunió de emergencia el sábado, solicita la entrega de ayuda humanitaria sin obstáculos y la aplicación de un alto el fuego, además de pedir que Siria se comprometa en las conversaciones de paz apadrinadas por la ONU.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y otros líderes occidentales, pidieron que tras los ataques se persiga una ofensiva diplomática para terminar con la guerra en Siria, que en siete años dejó más de 350.000 muertos y millones de desplazados.

El régimen y fuerzas aliadas apuntan a otros distritos al sur de Damasco, controlado por el Estado Islámico, específicamente Deraa, donde iniciaron las protestas contra Al Asad en marzo de 2011.

Misión de investigación por presunto uso de armas químicas llega a Siria