Martes, 22 May 2018
Ultimas noticias
Casa » Ginóbili y los Spurs, en noche amarga

Ginóbili y los Spurs, en noche amarga

22 Abril 2018

Con la obligación de ganar para seguir con "vida" y evitar ser barrido en esta serie de primera ronda de los playoffs de la NBA, San Antonio Spurs recibe la visita de Golden State Warriors.

El partido que estuvo marcado por el dolor de toda la familia de la NBA y en especial de los Spurs tras la muerte en la madrugada del miércoles de Erin Popovich, la mujer del entrenador de San Antonio, Gregg Popovic, quien fue reemplazado por el italiano Ettore Messina.

De ahí, que el resultado, de alguna manera, quedase en un segundo plano, aunque para los Warriors era lo que deseaban conseguir.

Los Warriors pueden sentenciar la serie el domingo en el cuarto partido, que se disputa también en San Antonio.

Kevin Durant fue el mejor de los actuales campeones con 28 puntos, mientras que Klay Thompson aportó 19 unidades. El ala-pívot montenegrino español Nikola Mirotic jugó su mejor partido de playoffs como profesional y con 30 puntos lideró a los Pelicans a la victoria de 119-102 ante los Trail Blazers de Portland en el tercer partido de la eliminatoria.

Los Spurs tienen una tarea más que complicada, pero confían en conseguir su primer triunfo en la serie. LaMarcus Aldridge (18 y 10 tableros) encabezó a los texanos.

Marco Belinelli y Dario Saric anotaron 21 tantos cada uno, mientras que Ben Simmons terminó el encuentro con 19 puntos, 12 rebotes y siete asistencias para los 76ers, que ganaron por 18ª ocasión en sus últimos 19 partidos y recuperaron su ventaja de locales en la serie.

Golden State ha demostrado que no depende de Stephen Curry, quien sigue con la lesión en la rodilla y ayer se le iba a comenzar a considerar para hacer ejercicios de esfuerzo y carrera en la duela.

El pívot camerunés Joel Embiid volvió con la cara protegida por una mascara e hizo su debut en los playoffs como estrella al conseguir 23 puntos que lo dejaron líder de los Sixers que vencieron a domicilio por 108-128 a los Heat de Miami.

El partido se definió en la recta final de la primera mitad cuando los actuales campeones establecieron un 20-9 que les permitió superar la desventaja que tenían de cinco tantos y se fueron al descanso con un 52-46.

Ginóbili y los Spurs, en noche amarga