Martes, 20 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Científicio de 104 años se somete a eutanasia

Científicio de 104 años se somete a eutanasia

10 May 2018

Estoy feliz de tener la oportunidad de terminarla mañana”, agregó.

El suicidio asistido es ilegal en la mayor parte del mundo.

Goodall, un reconocido botanista que ha publicado extensamente en revistas científicas, se convirtió en un activista de la eutanaisa, un acto que está prohibido en Australia, el país que lo vio nacer, con excepción de un estado, que lo ha legalizado recientemente pero de forma muy restringida y solo a partir del próximo año.

Pero esta ley, que no entrará en vigor hasta junio de 2019, sólo se aplica a los pacientes en fase terminal, con una esperanza de vida menor a seis meses.

Para Exit International, asociación de defensa de la eutanasia que respalda a Goodall, esta medida es "injusta". "No es particularmente triste". "No es triste. Lo triste es que me lo impidan", declaró.

"Las personas mayores deberían tener el derecho de decidir esto por sí mismas", declaró en una conferencia de prensa en la víspera de su planeado suicidio, para el que contará con la asistencia de personal de la organización Exit.

La semana pasada, Goodall subió a un avión en Perth, en la costa oeste de Australia, rodeado de amigos y familiares que se despidieron de él por última vez.

El profesor Goodall es investigador asociado de la Universidad de Edith Cowan de Perth (Australia).

En 2016 copó titulares cuando su universidad le pidió que abandonara su puesto, alegando los riesgos ligados a sus desplazamientos. Dio marcha atrás a su decisión ante la indignación que provocó entre la comunidad internacional.

Goodall dijo a ABC que apreciaba el interés del público y esperaba que su caso suscitara un debate sobre el suicidio asistido.

Cuando se le preguntó si eligió alguna música para escuchar en sus últimos momentos, dijo que no ha pensado en eso.

"Pero si debo escoger algo, pienso que podría ser el movimiento final de la Novena sinfonía de Beethoven", añadió, y luego cantó un verso de la "Oda a la Alegría", en alemán, recibiendo aplausos.

"Es una atrocidad. Este anciano (.) debería poder morir en su casa, en su cama, como se puede hacer aquí, en Suiza", dijo en una entrevista con la AFP.

"Habría preferido terminar en Australia y lamento mucho que Australia está atrasa con respecto a Suiza" en esta cuestión, dijo a la prensa el miércoles en un hotel de Basilea. La mayoría de las fundaciones suizas piden al paciente que tome pentobarbital sódico, un potente sedante que en altas dosis detiene los latidos del corazón.

Pero como la sustancia es alcalina y arde un cuando se ingiere, Eternal Spirit optó por una infusión intravenosa.

Científicio de 104 años se somete a eutanasia