Jueves, 24 May 2018
Ultimas noticias
Casa » Entre basura y excremento vivía una pareja con 10 niños

Entre basura y excremento vivía una pareja con 10 niños

17 May 2018

Unos padres en California ha sido acusados de torturar a sus hijos y de mantenerlos viviendo en condiciones deplorables, en una casa llena de basura y excrementos, según reportó Univisión.

Según undicó " el agente policial Greg Hurlbut, los niños parecen estar mejorando".

Las autoridades se encuentran asombradas por todo el hecho, ya que en muchas décadas no se veía un caso como este, donde los padres torturen a sus propios hijos.

Cuando el menor fue encontrado y volvió a casa, agentes del Departamento de Policía de Fairfield llevaron a cabo un registro para verificar la seguridad del hogar.

"Se te parte el corazón y te duele profundamente el saber que un padre o cualquier otra persona puede cometer esos actos", añadió Henry.

La madre, Ina Rogers fue arrestada y liberada luego de pagar una fianza de 10 mil doláres el pasado 9 de abril. El padre de los niños está detenido en la cárcel del condado de Solano y se le ha impuesto una fianza de 1.5 millones de dólares.

El infierno que se vivía en una casa

Allen, padre biológico de algunos de los niños, enfrenta siete cargos por tortura y nueve por abuso infantil. Y tras varias semanas de interrogatorios, lograron confirmar lo que sucedía puertas adentro. La misma mujer ofreció una conferencia de prensa y declaró a los medios que en el domicilio todo ocurría con normalidad, y las lesiones de sus hijos eran algo común.

Ina Rogers, la madre de los niños, detalló que si la casa estaba desordenada era porque estaban buscando al niño desaparecido y que sus hijos no tenían "huesos rotos ni cicatrices importantes". El resto de los cuartos los usaban como salón de juego, dormitorio y una sala de meditación.

Peggy Allen, la abuela paterna de los pequeños, dijo que había hablado con Rogers sobre el estado de la casa y que era importante mantener una casa limpia.

"Quiero a mis hijos. y mi marido también", afirmó Rogers. "Por eso es fácil pensar que es un monstruo, pero no lo es", expresó. La heroína de la historia fue una de las chicas, de la que no trascendió el nombre. Así, advirtió a los policías que llegaron a la casa de la ciudad de Perris y los liberó a todos.

Por su parte la Policía tiene la siguiente visión "Basado en el testimonio de los niños, creemos que hubo tortura en esta casa".

Los menores contaron a las autoridades que los abusos y malos tratos fueron continuados durante años. Los 10 niños fueron puestos bajo custodia protectora por los servicios de Bienestar Infantil del Condado de Solano y luego puestos bajo el cuidado de otros miembros de la familia.

Entre basura y excremento vivía una pareja con 10 niños