Miércoles, 20 Junio 2018
Ultimas noticias
Casa » Repsol invertirá 2.500 millones para crecer en el negocio eléctrico

Repsol invertirá 2.500 millones para crecer en el negocio eléctrico

08 Junio 2018

La cifra supone revisar un 25% al alza la considerada en el plan anterior (2016-2020) que ahora revisa la petrolera al considerar que todos los objetivos marcados en él se han cumplido con dos años de antelación.

La nueva estrategia a 2020 se apoya en tres pilares: la remuneración creciente para el accionista; un crecimiento rentable de los negocios y el avance en la transición energética a través de nuevas iniciativas.

En la rueda de prensa en la que ha presentado su plan estratégico Josu Jon Imaz, su consejero delegado, ha asegurado que Repsol estudia comprar ciclos combinados dentro de su estrategia para convertirse en generador eléctrico, con una inversión de 1500 millones de euros en generación renovable hasta 2020, pero no comprará activos que ya estén en operación en el mercado.

Dentro de la partida destinada al Downstream, Repsol prevé invertir unos 2.500 millones en negocios con bajas emisiones de CO2.

Repsol ha presentado hoy una actualización de su Plan Estratégico para el período 2018-2020, que está orientada al crecimiento y a la creación de valor en cualquier escenario.

Estas inversiones, según Imaz, están garantizadas porque la compañía genera flujo de caja con el barril de petróleo incluso a 40 dólares, por lo que a un precio de 50 dólares la seguridad financiera y una deuda baja está garantizada.

El negocio de Exploración y Producción de Repsol ha demostrado en los últimos años una gran capacidad de adaptación y resiliencia durante el ciclo de bajos precios del crudo y del gas.

El aumento de la producción hasta los 750.000 barriles equivalentes de petróleo al día en 2020 se verá complementado por una activa gestión del portafolio, mediante la cual se sustituirán la producción de barriles por otros con mayor margen de beneficio.

El plan 2018-2020 contempla como suelo para el barril de Brent los 50 dólares, alejados de los 75 dólares a los que se sitúa actualmente, pero una posición conservadora que les permitirá resistir a posibles imprevistos en el mercado. La expectativa es hacerse con 2,5 millones de clientes hasta 2025.

En el negocio de Upstream se invertirá EUR 8.000 millones hasta 2020, según la actualización del Plan Estratégico.

La nueva estrategia del grupo para estos dos años y medio del plan actualizado se asienta, por tanto, sobre tres pilares: aumento de la retribución a los accionistas, crecimiento rentable de los negocios del upstream (exploración y producción) y downstream (refino y marketing) y desarrollo de nuevos negocios vinculados a la transición energética.

De los 15.000 millones de euros de inversiones previstas hasta 2020 por la compañía, un total de 4.200 millones se destinarán a proyectos de Downstream, repartidos entre la expansión internacional de algunos de sus negocios y el mantenimiento y mejora de los activos clave que garantizan un desempeño excelente.

El negocio de Downstream ha demostrado la fortaleza del modelo integrado de Repsol, con unos activos a la vanguardia a escala europea que han sido unos grandes generadores de caja.

Asimismo, el área de Upstream pondrá en marcha un nuevo programa de eficiencia y digitalización, que cuenta con más de 600 iniciativas y un objetivo de alcanzar los 1.000 millones de dólares de flujo de caja libre al año en 2020, de los que ya se han identificado y materializado proyectos por 600 millones de dólares.

La expansión internacional incluye estaciones de servicio, en mercados como México, donde Repsol ha abierto 30 instalaciones.

En otros negocios, como lubricantes y Gases Licuados del Petróleo (GLP), donde Repsol es el primer operador en España, se impulsará el crecimiento en Asia y Sudamérica, en el primer caso; y en el sur de Francia y Marruecos, en el segundo. "Y si no, pues avanzaremos por el camino orgánico puro y duro", dijo. Y al mismo tiempo desarrollará nuevas oportunidades de negocio a largo plazo.

Por otro lado, Repsol espera tener 2,5 millones de clientes de gas y electricidad en España, una cuota superior al 5% en apenas 7 años. En este contexto, Repsol se ha marcado una hoja de ruta para la transición energética en la que contempla objetivos ambiciosos en cuanto a su participación en el desarrollo del gas y la generación de bajas emisiones.

Repsol invertirá 2.500 millones para crecer en el negocio eléctrico