Martes, 23 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Ortega quiere tener a nicaragüenses "rehenes" de terror, según excomandante

Ortega quiere tener a nicaragüenses "rehenes" de terror, según excomandante

12 Junio 2018

Ortega pidió el jueves pasado al Episcopado tiempo para "reflexionar" sobre si accede a la democratización del país, pero aún no ha dado respuesta alguna.

Horas antes, en Las Maderas, unos 50 kilómetros al norte de Managua, la Policía Nacional y las fuerzas "parapoliciales" atacaron a campesinos que mantenían bloqueada la carretera en protesta contra Ortega.

En tanto, el número de víctimas mortales por la peor crisis sociopolítica de las últimas tres décadas en el país ascendió a 139, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Movimientos similares se desarrollan en todo el país.

Unos 6.000 furgones de carga de países de Centroamérica que están en tránsito por Nicaragua quedaron atrapados con mercadería en las carreteras del país, lo que genera pérdidas económicas, según transportistas de la región.

No fue el único prelado: el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Abelardo Mata, advirtió la pasada semana de que si Ortega "no toma conciencia de que ya no podrá gobernar en paz a la nueva Nicaragua que ha surgido desde el 18 de abril nos espera más sangre y dolor, de forma inmediata".

Las defensas de adoquines se levantaron en populosos barrios de Managua como La Luz, Ducualí y El Edén, que se sumaron así a otros sectores de la capital donde los pobladores intentan contrarrestar el asedio de encapuchados que disparan en las noches desde camionetas sin matrícula.

El reportero gráfico de la agencia Reuters Jorge Cabrera y Arnaldo Arita de CNN fueron despojados de sus equipos de trabajo mientras cubrían incidentes en Managua.

En León, 90 km al noroeste de Managua, grupos cívicos convocaron a un paro escolar y de labores por 24 horas para denunciar la escalada represiva del gobierno.

El hecho de que la mayor parte de las víctimas fallecieran como consecuencia de precisos balazos en la cabeza o en el cuello, ha acentuado las críticas religiosas, singularmente del obispo de Managua, Silvio José Báez, quien aprovechó su homilía dominical para reclamar una Nicaragua libre, "sin tiranos ni víctimas".

Fuerzas del orden y grupos de choque arremetieron en los últimos días contra los bloqueos, levantados para presionar al gobierno a dialogar.

Las acciones represivas han continuado con igual o más intensidad luego de un encuentro el jueves entre la jerarquía católica y Ortega, a quien le plantearon una agenda para anticipar las elecciones y reformas la Constitución y ley Electoral.

Nicaragua cumple hoy 54 días de la crisis sociopolítica más sangrienta desde los años ochenta, con Ortega también de presidente.

Ortega quiere tener a nicaragüenses