Miércoles, 17 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Una cumbre amable pero llena de interrogantes — Trump y Kim

Una cumbre amable pero llena de interrogantes — Trump y Kim

14 Junio 2018

"¡No más lanzamientos de cohetes, pruebas nucleares o investigación!"

"Antes de que asumiera el poder, la gente pensaba que habría una guerra con Corea del Norte".

El presidente Donald Trump cerró el martes su reunión de cinco horas con el mandatario norcoreano Kim Jong Un con palabras sorpresivamente cálidas y con la esperanza de "un nuevo futuro brillante" para la empobrecida y aislada nación asiática.

"Estados Unidos sigue comprometido en lograr una desnuclearización completa, verificable e irreversible de Corea del Norte", dijo Pompeo en una conferencia de prensa en Seúl con la ministra de Relaciones Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha y con el jefe de la diplomacia de Japón, Taro Kono.

Anteriormente, Trump había calificado el documento de "bastante completo" y aseguró que el proceso de desnuclearización en Corea del Norte empezará "muy rápidamente". "Ya no más -duerman bien esta noche!", escribió. "El mayor enemigo de nuestro país son las noticias falsas tan fácilmente promulgadas por los tontos". También se los muestra sentados, compartiendo una comida de trabajo, firmando un comunicado conjunto, o a Trump mostrando a Kim su limusina blindada, llamada "La Bestia".

"¿Un viaje y misión cumplida, señor presidente?"

"Los dos líderes aceptaron con mucho gusto las invitaciones mutuas, convencidos de que servirán como otra importante ocasión para mejorar las relaciones entre la RPDC (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte) y EE".

"Corea del Norte no prometió nada más de lo que promete desde hace 25 años", comentó Vipin Narang, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En Seúl, el secretario de Estado respondió al escepticismo afirmando que Estados Unidos prevé un próximo desarme.

"Kim Jong Un logró lo que quería en la cumbre de Singapur: el prestigio internacional", indicó el analista Paul Haenle, director del centro Carnegie-Tsinghua.

La agencia estatal norcoreana KCNA afirmó que el líder invitó a Trump a visitar su país "en un momento oportuno".

En cuanto a las garantías sobre la seguridad ofrecidas a Kim, el presidente de EE.UU. sorprendió al anunciar que suspenderá las maniobras militares en la península de Corea que realiza regularmente con Seúl.

Estados Unidos tiene unos 30.000 soldados desplegados de manera permanente en Corea del Sur para proteger a su aliado ante la amenaza del Norte, que la invadió en 1950 dando lugar a la Guerra de Corea, que duró hasta 1953 y terminó con un armisticio y no un tratado de paz. "Vamos a acabar con los juegos de guerra, lo que nos ahorrará una enorme cantidad de dinero".

Una cumbre amable pero llena de interrogantes — Trump y Kim