Lunes, 22 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Kerber derrotó a Williams y se convirtió en la campeona de Wimbledon

Kerber derrotó a Williams y se convirtió en la campeona de Wimbledon

15 Julio 2018

Wimbledon 2018 le dio lugar a una invitada como Angelique Kerber, que sorprendió a Serena Williams en la final, y sumó su tercer título de Grand Slam.

Con un notable desplante durante una hora y cinco minutos, la especialista zurda impidió a Serena ganar su octavo título individual en el All England Club, y de paso que igualara con la australiana Margaret Court, con 24 "majors".

Angelique Kerber vence a Serena Williams 6-3, 6-3 y gana el Wimbledon.

Serena solo pudo conectar cuatro saques directos y romper una sola vez el servicio de la germana. La tenista alemana, que ya había ganado a Serena Williams en Australia del 2016 y después el US Open, el mismo año, ha logrado la victoria en Wimbledon, ante una rival que la había ganado en el mismo escenario en el 2016 (7-5, 6-3).

Once golpes ganadores y un "ace" bastaron a la alemana para ganar el partido, gracias sobre todo a los 24 errores no forzados de su rival, demasiados en un partido tan corto.

Con este título, el duodécimo de su carrera y el tercero en un Grand Slam después del Abierto de Australia y de Estados Unidos, ambos en 2016, temporada en la que logró también la medalla de plata en los JJ.OO.de Río de Janeiro, Kerber aparecerá este lunes cuarta del mundo. La exnúmero 1 se ha quedado sin superar el récord de siete títulos que compartía con la alemana Steffi Graf ni el de 23 Grand Slam que tiene junto a la australiana Margareth Court.

La menor de las Williams de 36 años, que dio a luz hace 10 meses, a su primera hija Olympia, cruzó la red tras fallar el último punto, para abrazar a Kerber, que antes había caído al suelo tapándose los ojos, y que luego corrió al palco para abrazarse a su entrenador y familiares. "Desde luego es algo decepcionante (perder) pero estoy muy orgullosa", acertó a decir.

Kerber, también emocionada y al borde de las lágrimas, comentó que ganar a Serena era "un sueño hecho realidad".

"Tenía que jugar mi mejor tenis contra una gran campeona como ella, era mi segunda oportunidad de hacerlo aquí".

Kerber derrotó a Williams y se convirtió en la campeona de Wimbledon