Sábado, 20 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » El jardinero con cáncer terminal que ganó a Monsanto una demanda

El jardinero con cáncer terminal que ganó a Monsanto una demanda

11 Agosto 2018

Johnson aplicaba los herbicidas Roundup y Ranger Pro, de la compañía Monsanto, 30 veces al año, es decir, aproximadamente cada 12 días, en un trabajo como jardinero que tuvo en 2012 en escuelas de Benicia, al norte de San Francisco.

La compañía siempre negó cualquier conexión entre el cáncer y el glifosato.

En 2014 se le diagnosticó un cáncer en los ganglios linfáticos del que responsabilizó a Monsanto.

"Comprendemos la situación del señor Johnson y su familia".

A pesar de la decisión judicial que podría sentar jurisprudencia, el grupo farmacéutico alemán, que adquirió en junio Monsanto, el mayor productor de semillas transgénicas, por unos 63.000 millones de dólares, no detendrá la producción del glifosato, utilizado a nivel global en la agricultura por su eficacia y su bajo costo. Roundup es un producto desarrollado por Monsanto, compañía que pertenece a Bayer. La empresa no habría advertido del riesgo para su salud provocado por sus productos, pese a que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (OMS) ya había catalogado al producto como "potencialmente cancerígeno". Sus médicos aseguraron en el juicio que a Johnson le quedan meses de vida.

Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionLa juez Suzanne Ramos Bolanos afirmó que Monsanto había actuado con malicia y de manera represiva.

De acuerdo con Reuters, un jurado de California declaró responsable a Monsanto porque Dewayne Johnson alega que los herbicidas a base de glifosato de la compañía, incluido Roundup, le causaron cáncer.

RoundUp, lanzado en 1976, es el principal producto de Monsanto y el glifosato es el herbicida más usado en el mundo. "El veredicto no cambia la ciencia", agregó. El jurado también lo consideró así tras cuatro semanas de juicio y la amplia argumentación ofrecida por los abogados demandantes.

Monsanto dijo en un comunicado que apelará el veredicto. "Basándose en pruebas científicas, evaluaciones reglamentarias a escala mundial y décadas de experiencia práctica del uso del glifosato, Bayer estima que el glifosato es seguro y no cancerígeno", indicó.

Bayer explicó que "el fallo de la Corte contradice las conclusiones científicas según las cuales no existe ninguna relación entre la utilización del glifosato y la enfermedad de granjero".

El jardinero con cáncer terminal que ganó a Monsanto una demanda