Sábado, 17 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Gobierno de Trump se reunió con militares venezolanos golpistas

Gobierno de Trump se reunió con militares venezolanos golpistas

09 Setiembre 2018

Él y otros miembros del aparato de seguridad venezolano han sido acusados por Washington de un gran número de delitos graves, entre ellos torturar a los opositores del régimen, encarcelar a cientos de prisioneros políticos, herir a miles de civiles, traficar drogas y colaborar con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), un grupo guerrillero que Estados Unidos considera como una organización terrorista.

La Casa Blanca, que se negó a responder preguntas detalladas sobre las conversaciones, dijo en un comunicado que era importante entablar un "diálogo con todos los venezolanos que demuestren un deseo de democracia" para "traer un cambio positivo a un país que ha sufrido tanto bajo Maduro ".

El diario reveló también que en una serie de reuniones encubiertas en el extranjero, que comenzaron el año pasado y continuaron este, los oficiales militares dijeron al gobierno estadounidense que representaban a unos cientos de miembros de las fuerzas armadas que se habían alejado del autoritarismo de Maduro. El uniformado, sin brindar su nombre, confirmó que la Casa Blanca lo contactó para llevar a cabo un golpe de Estado. "Esto va a aterrizar como una bomba", evaluó una de las principales diplomáticas del gigante del Norte para asuntos latinoamericanos durante el Gobierno de Barack Obama, Mari Carmen Aponte.

La información fue proporcionada por ex funcionarios estadounidenses y a un excomandante militar venezolano, en contra de las políticas de Nicolás Maduro en tierras sudamericana.

Trascendió que uno de los comandantes militares venezolanos involucrados en las conversaciones secretas no era una figura ideal para ayudar a restaurar la democracia, ya que se encuentra en la lista de sanciones del gobierno estadounidense de funcionarios corruptos en Venezuela, según el Times.

Los militares tenían pensado hacer un golpe de Estado el verano pasado cuando el gobierno de Venezuela decidió suspender las funciones de la Asamblea Nacional, que fue reemplazada por la Asamblea Nacional Constituyente. Otro en marzo último, y un tercero durante las elecciones del 20 de mayo en las que Maduro resultó reelecto.

Para que la conspiración tuviera éxito, se debía detener a Nicolás Maduro y a otros funcionarios de gobierno de manera simultánea. Para hacer eso, los oficiales venezolanos requerían una forma de comunicación segura, por lo que solicitaron equipos al diplomático estadounidense durante su segunda reunión el año pasado.

"Estoy decepcionado. Pero soy el menos afectado, al menos no soy un prisionero", confesó.

Tras la acusación, el consejero de seguridad nacional norteamericano, John Bolton, enfatizó que "no hubo participación del Gobierno de los Estados Unidos" en el incidente acaecido a comienzos de agosto.

Gobierno de Trump se reunió con militares venezolanos golpistas