Sábado, 17 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » En el mundo, 821 millones de personas viven con hambre

En el mundo, 821 millones de personas viven con hambre

15 Setiembre 2018

El impacto de los eventos climáticos fue otro factor a la hora de estudiar el hambre en América Latina.

La situación está empeorando en América del Sur y en la mayoría de las regiones de África, mientras que la tendencia a la disminución de la subnutrición que caracteriza a Asia parece estar disminuyendo significativamente.

También se están logrando avances limitados frente a las múltiples formas de malnutrición, que van desde el retraso del crecimiento infantil hasta la obesidad adulta, amenazando la salud de cientos de millones de personas.

El SOFI de este año fue desarrollado por la FAO junto al el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Varias agencias de Naciones Unidas presentaron en Roma su informe sobre el estado global de la seguridad alimentaria y la nutrición, que constata que uno de cada nueve individuos sufre de hambre.

Además de los conflictos, la variabilidad y las condiciones extremas del clima se encuentran entre los factores clave del reciente aumento del hambre en el mundo.

El informe también recoge otros datos sobre subalimentación, como la que afecta a los 151 millones de menores de cinco años que continuaron sufriendo retrasos en el crecimiento, aunque la tasa descendió del 25 % en 2012 al 22 % en 2017. En los países dependientes de la agricultura, millones de personas se quedan sin alimentos suficientes que llevarse a la boca y sin fuente de ingresos con los que adquirir comida en el mercado.

Paradójicamente, y como muestra de lo disparatado que está este mundo nuestro, la obesidad aumenta y hay 671 millones de personas, entre ellas 38 millones de menores de cinco años, con serios problemas de sobrepeso.

Según esta medición, la inseguridad alimentaria grave en 2017 es más alta que en 2014 en todas las regiones, excepto América del Norte y Europa, con aumentos notables en África y América Latina.

"Los cambios en el clima ya están debilitando la producción de los principales cultivos en regiones tropicales y templadas", afirmó la FAO.

El mundo pierde. Con 672 millones de obesos alrededor del globo, la batalla contra la hambruna sigue sin superarse, ya que el año pasado fue el tercero en el que el número de hambrientos creció. La falta de acceso a alimentos nutritivos debido a su mayor costo, el estrés de vivir con inseguridad alimentaria y las adaptaciones fisiológicas a la privación de alimentos ayudan a explicar por qué las familias con inseguridad alimentaria pueden tener un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad.

El informe llama a la acción e insta a romper el ciclo intergeneracional de la malnutrición. En este sentido, clama por que las políticas presten especial atención a los grupos más vulnerables tales como lactantes, niños menores de 5 años, niños en edad escolar, adolescentes y mujeres.

Al mismo tiempo, debe hacerse un cambio sostenible hacia la agricultura atenta a la nutrición y sistemas alimentarios que puedan proporcionar alimentos inocuos y de calidad para todos.

Para los especialistas encargados de elaborar el documento las soluciones exigen 'asociaciones más estrechas y financiación plurianual a gran escala para programas integrados de reducción y gestión de riesgos de catástrofes y adaptación al cambio climático con perspectivas a corto, a medio y a largo plazo'.

En el mundo, 821 millones de personas viven con hambre