Sábado, 20 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Descubren "pruebas convincentes" de la primera luna fuera de nuestro sistema solar

Descubren "pruebas convincentes" de la primera luna fuera de nuestro sistema solar

05 Octubre 2018

Científicos estadounidenses descubrieron lo que podría ser la primera luna fuera del Sistema Solar.

Un estudio que publica este miércoles la revista Science Advances da los detalle sobre la detección de esta candidata a exoluna, que es poco habitual debido a su gran tamaño -comparable al diámetro de Neptuno- mientas que el Sistema Solar, donde hay catalogados 200 satélites naturales, no hay ninguno de ese tamaño.

Si bien existen más de 280 planetas fuera del sistema solar, hasta ahora no se confirmó la existencia de una luna orbitando alrededor de alguno de ellos en un centro de gravedad común. "Si se confirma el descubrimiento, este podría proporcionar pistas vitales sobre el desarrollo de los sistemas planetarios y podría hacer que los expertos revisasen las teorías de cómo se forman las lunas alrededor de los planetas", explica.

Kipping y su colega Alex Tachey revisaron datos de 284 exoplanetas proporcionados por el observatorio espacial Kepler en busca de exolunas y uno de ellos, el Kepler 1625b, de tipo gaseoso y el tamaño de Júpiter, llamó su atención pues su 'tránsito' -momento en el que la luz de la estrella que orbita disminuye al pasar delante de ella- presentaba "anomalías intrigantes".

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) asegura que el satélite se encuentra a unos ocho mil años luz de la Tierra, dentro de la constelación de Cygus, que orbita un planeta gigante de gas; ambos orbitan la estrella llamada Kepler-1625.

Los resultados de Kepler fueron suficientes para que el equipo utilizara otro telescopio llamado Hubble para estudiar intensamente el planeta, obteniendo datos cuatro veces más precisos que los del anterior.

Las observaciones del telescopio sobre el tránsito del planeta frente a su estrella arrojaron datos "coherentes con una luna tras el planeta, como un perro que sigue a su dueño con una correa", ilustro Kipping. El periodo de observación, sin embargo, terminó antes de que la luna pudiese completar su tránsito.

Se estima que la luna tiene solo un 1,5% de la masa de su planeta compañero, valor parecido al de la relación de masa entre la Tierra y su luna. El próximo Telescopio Espacial James Webb de la NASA podría realmente "limpiar" la búsqueda satelital, lo que permitiría ver lunas realmente pequeñas, valora Kipping.

Descubren