Lunes, 12 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Mató a sus hijas y esposa embarazada; suegros le perdonan la vida

Mató a sus hijas y esposa embarazada; suegros le perdonan la vida

11 Noviembre 2018

A pesar que Christopher Watts, de 33 años, asesinó a Shannan Watts, su esposa embarazada y sus dos hijas menores, sus suegros decidieron que no sea condenado con pena de muerte.

Las acusaciones incluían cinco cargos por asesinato en primer grado, tres cargos por manipulación de un cadáver y uno más por interrupción ilegal de un embarazo, según el reporte de la oficina del fiscal del condado Weld. Ella, que estaba embarazada, desapareció misteriosamente con sus dos hijas de 3 y 4 años en la ciudad de Denver, Estados Unidos, donde vivían junto a Chris Watts, el hombre con el que se había casado.

Watts, con la familia que terminó asesinando. Según la Fiscalía, Sandra, la madre de Shanann, dijo: "El tomó la decisión de llevarse esas vidas. Y eso es lo más firme que pudo haberme dicho y fue muy convincente para todos nosotros, ya que estábamos hablando sobre cómo proceder en este caso".

Los padres de Shannan, visiblemente conmovidos, prefirieron no emitir ninguna palabra durante la dolorosa audiencia en la cual no cruzaron mirada con el homicida de su hija y de sus dos adorables y amadas nietas.

El fiscal Michael Rourke dijo en conferencia de prensa que la resolución cuenta con la aprobación de la familia de Shannan Watts, a quienes les explicó "los extraordinarios retrasos" a las que están sometidas las sentencias de muerte.

Gracias a este acuerdo logrado por Watts y sus abogados, el hombre evitará la pena de muerte, pero será condenado a cadena perpetua.

"Nadie ganó aquí. No hay razón para celebrar".

Chris Watts aseguró que Shannan Watts mató a sus hijas porque él le había propuesto la separación y quería vengarse; causa de ello, y tras un ataque de furia, asesinó a su mujer. "No importa lo que ocurrió aquí o la sentencia, no podremos tener esas vidas de vuelta", concluyó el papá de Shannan, Rourke. Ante esta situación, Chris Watts, esposo de Shannan y padre de Celeste y Bella, se presentó ante los medios locales, desesperado, para denunciar la desaparición de su esposa y sus hijas. El esposo habló horas antes de admitir el asesinato y dijo: "Espero que ella esté a salvo en algún lugar con las nenas". "Si alguien las tiene, devuélvalas", dijo aquella vez frente a las cámaras. Pero todo fue un engaño. Los cuerpos de las niñas fueron encontrados sumergidos en un tanque de aceite, mientras que el de Shanann Watts fue hallado semienterrado en una tumba poco profunda.

Mató a sus hijas y esposa embarazada; suegros le perdonan la vida