Miércoles, 19 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Francisco advirtió que "los pobres es cada día menos escuchado"

Francisco advirtió que "los pobres es cada día menos escuchado"

19 Noviembre 2018

El Papa Francisco advirtió que "el grito de los pobres es cada día menos escuchado", por lo que llamó a los cristianos a no estar "de brazos cruzados" frente a las desigualdades sociales. Después de la misa, oficiada con motivo de la Jornada Mundial de los Pobres, el papa compartió una comida con 3.000 desfavorecidos.

Luego del rezo del Ángelus este 18 de noviembre, el Papa Francisco se dirigió al Aula Pablo VI en el Vaticano donde almorzó con 1.500 pobres en el marco de la Jornada Mundial de los Pobres que se celebra hoy.

"Pidamos la gracia de escuchar el grito de los que viven en aguas turbulentas, el grito de los pobres", expresó el papa, añadiendo que este clamor es el de los niños que sufren hambre y de "chicos acostumbrados al estruendo de las bombas en lugar del alegre alboroto de los juegos".

"Ante la dignidad humana pisoteada, a menudo uno permanece con los brazos cruzados o con los brazos caídos, impotentes ante la fuerza oscura del mal. Pero el cristiano no puede estar con los brazos cruzados, indiferente, o con los brazos caídos", subrayó.

Deseó que estas iniciativas "sean una señal de esperanza y un estímulo para convertirse en instrumentos de misericordia en el tejido social".

"Es el grito de los ancianos descartados y abandonados. Es el grito de quienes deben huir, dejando la casa y la tierra sin la certeza de un lugar de llegada", enfatizó Franciso. "Es el grito de poblaciones enteras, privadas también de los enormes recursos naturales de que disponen. La injusticia es la raíz perversa de la pobreza". "Esa será nuestra mano extendida, nuestra verdadera riqueza en el cielo", explicó. "Enséñanos a dejar lo que pasa, a alentar al que tenemos a nuestro lado, a dar gratuitamente a quien está necesitado", exhortó, finalmente.

El encuentro fue llevado a cabo en el aula Pablo VI de San Pedro, en donde se instalaron decenas de mesas redondas para recibir a las personas indigentes.

El menú fue ofrecido por el hotel Rome Cavalieri-Hilton Italia y la asociación Ente Morale Tabor y consistía en lasagna, pollo con puré de patatas y tiramisù y se entregó una bolsa con paquetes de pasta a quienes participaron en el almuerzo.

Francisco advirtió que