Domingo, 16 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Macron cede ante los 'chalecos amarillos': no habrá subida de los carburantes

Macron cede ante los 'chalecos amarillos': no habrá subida de los carburantes

05 Diciembre 2018

"Suspendo por seis meses la aplicación de estas medidas fiscales".

El encargado de hacer el anuncio de la moratoria en la medida, que estaba previsto que entrara en vigor el próximo 1 de enero y que ahora será aplazada durante unos meses, será el primer ministro, Edouard Philippe, durante un encuentro del grupo parlamentario de La República en Marcha, el partido gobernante.

La protesta desembocó el sábado en violentas manifestaciones en París y otras ciudades con incendios de automóviles, locales comerciales, un peaje en una autopista y la sede de una prefectura.

El gobierno francés está bajo presión desde el 17 de noviembre, cuando estalló un movimiento de protesta en todo el territorio contra el incremento del precio del combustible, previsto para el 1 de enero.

Varios representantes de los "chalecos amarillos" no tardaron en calificar la medida de "insuficiente".

"Los franceses no quieren migajas", dijo a la AFP Benjamin Cauchy, una de las figuras de este colectivo que nació en las redes sociales.

"Una moratoria no es más que una suspensión". "Nos preparamos para la visita del presidente Macron; desafortunadamente, a raíz de la situación y problemas que está enfrentando, el presidente me pidió aplazar por unas semanas su visita a nuestro país", declaró el jefe del Estado serbio.

Macron, que regresó el domingo del G20 en Buenos Aires, no se ha pronunciado aún sobre los desmanes.

Sus únicas declaraciones las hizo en Twitter, donde publicó dos mensajes en los que agradeció a la policía y a los bomberos por proteger el orden público.

La mayor parte de los cabecillas de los "chalecos amarillos" advirtió ayer de que no acudiría a la cita en protesta por la actitud inflexible del Gobierno y algunos dijeron que recibían amenazas de otros miembros del movimiento para impedirles que acudieran.

Las protestas de ese sector desligado de los partidos políticos y los sindicatos comenzaron contra el alza de los impuestos a los combustibles, pero se han transformado en una ola más amplia de rechazo a las reformas de Macron.

El sábado último, agentes antidisturbios fueron desbordados en algunos barrios de París cuando manifestantes quemaron decenas de coches, saquearon tiendas y destrozaron casas de lujo y cafeterías, en los peores disturbios acontecidos en la capital francesa desde 1968.

En cambio, 72 por ciento de los franceses apoya a los "chalecos amarillos", pese a la violencia que empañó algunas manifestaciones, según un sondeo realizada por el instituto Harris Interactive.

Éric Drouet, uno de los miembros históricos de los "chalecos amarillos", llamó a intensificar las protestas. La víctima más reciente es una mujer de 80 años que falleció tras las heridas sufridas por el lanzamiento de una bomba de gas lacrimógeno en Marsella.

Macron cede ante los 'chalecos amarillos': no habrá subida de los carburantes