Miércoles, 19 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » García Juliá, el pistolero de la extrema derecha que no miraba atrás

García Juliá, el pistolero de la extrema derecha que no miraba atrás

08 Diciembre 2018

En Brasil pasó desapercibido todos estos años hasta que el pasado julio la Policía Federal brasileña detectó su presencia en el país y se lo comunicó a la Policía Nacional española.

La policía comenzó a investigar a García en mayo, cuando se percataron que no había renovado su visa de residencia temporal que expiró en el 2011, dijo Rosseti. España solicitó su regreso inmediato para terminar de cumplir la pena pendiente, pero el pistolero de la 'Triple A' (Alianza Apostólica Anticomunista), un grupo terrorista del tardofranquismo, se evaporó.

García al parecer llegó a vivir en Argentina, Venezuela y Bolivia antes de llegar a Brasil.

La Audiencia Nacional se volvió a dirigir al Ministerio de Justicia para saber el estado del expediente de García Juliá en diciembre de 2016, cuando se estaba a punto de cumplir los 40 años de la matanza llevada a cabo el 24 de enero de 1977 por pistoleros de extrema derecha. Fue detenido años más tarde por narcotráfico en Bolivia, donde pasó varios años en prisión.

Desde entonces, se iniciaron gestiones mas intensas para dar con su paradero, que determinaron en julio pasado que podría encontrarse en Sao Paulo, donde residía bajo la identidad de un tercero con identidad venezolana.

Un comisario y un inspector jefe de la Policía Nacional se han desplazado a Brasil para abrir los trámites de extradición de García Juliá y para participar en una rueda de prensa con los agentes de este país que han procedido al arresto, según han explicado las citadas fuentes.

En ese momento se iniciaron las gestiones de solicitud para su extradición y, tras cotejar las huellas dactilares y corroborar que se trataba de la persona buscada, se pusieron en marcha las gestiones documentales para ejecutar su detención y extradición a España.

Vista general de la sede de la Policía Federal hoy en Sao Paulo. Carlos García Juliá uno de los autores materiales del atentado de 1977 contra un despacho de abogados laboralistas en Madrid ha sido detenido en la ciudad brasileña de Sao Pa

Según el fallo de la sentencia de ese caso, el atentado fue cometido por un grupo "activista e ideológico", que rechazaba "el cambio institucional que se estaba produciendo en España".

El antiguo militante de Fuerza Nueva cumplió 14 de los 193 años de prisión a los que fue condenado en 1980 por cinco asesinatos y cuatro intentos de homicidio en el despacho laboralista de Comisiones Obreras, en el número 55 de la calle Atocha.

Fueron asesinadas cinco personas.

Tres abogados laboralistas, Enrique Valdelvira Ibáñez, Luis Javier Benavides Orgaz y Francisco Javier Sauquillo, el estudiante de Derecho Serafin Holgado y un administrativo, Angel Rodríguez Leal, murieron a causa de sus disparos.

El 12 de marzo siguiente fueron detenidos los autores materiales del atentado: Carlos García Juliá, José Fernandez Cerrá y Fernando Lerdo de Tejada, miembros del autodenominado 'comando Hugo Sosa', vinculado a la Alianza Apostólica Anticomunista (Triple A); así como el entonces secretario provincial del sindicato vertical del Transportes de Madrid, Francisco Albalejo, como inductor del ataque.

La actual alcaldesa de Madrid y compañera de los abogados de Atocha, Manuela Carmena, valoró hoy la detención de García Juliá.

García Juliá, el pistolero de la extrema derecha que no miraba atrás