Viernes, 14 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » París teme nuevas protestas violentas tras retirada de tasa

París teme nuevas protestas violentas tras retirada de tasa

08 Diciembre 2018

Alrededor de 200 escuelas secundarias y colegios, así como algunas universidades, estaban bloqueadas en toda Francia este jueves, en el cuarto día consecutivo de protestas contra una reforma estudiantil.

En un instituto de Mantes-la-Jolie, un suburbio al oeste de París, 151 personas fueron arrestadas frente al centro después de que los manifestantes, incluyendo varios encapuchados, se enfrentaran con la policía y quemaran dos automóviles.

Asimismo, los sindicatos y agricultores anunciaron su apoyo a los "chalecos amarillos" y su adhesión a las protestas nacionales contra el presidentes francés. ¿Continuará la violencia?

Durante la tercera semana de movilizaciones, pese a que el presidente Emmanuel Macron anunció la cancelación del "gasolinazo", diversos comercios de París fueron vandalizados.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, admitió por su parte que las imágenes son "impactantes" pero pidió "poner las cosas en su contexto".

En París, la Torre Eiffel permanecerá cerrada, igual que una decena de museos y la prefectura de policía de París ha enviado una circular a los comerciantes de un extenso perímetro en torno a los Campos Elíseos para que protejan sus escaparates y cierren sus puertas. Dos oficiales de la policía dijeron a The Associated Press que les preocupa que los alborotadores radicales, tanto de la extrema derecha como de la extrema izquierda, secuestren las protestas del sábado.

Philippe, en una entrevista al canal TF1, explicó que en la capital también se recurrirá a una docena de vehículos blindados de la Gendarmería.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, expresó hoy temores a la presencia de armas en las protestas y no descartó el arribo de manifestantes extranjeros, informó la agencia de noticias EFE. "Estas últimas tres semanas ha nacido un monstruo que se ha escapado de las manos de sus progenitores", afirmó. Este impuesto fue recortado por Macron el año pasado para evitar que las grandes fortunas se vayan al extranjero y ha servido a la oposición para calificar a Macron de "presidente de los ricos".

Procedentes en su mayoría de la Francia rural y de los pueblos pequeños, dicen que Macron no entiende sus preocupaciones.

Por boca de Benjamin Cauchy, portavoz de esta corriente moderada, instaron a los franceses "a no caer en esa trampa y a manifestarse de la forma más pacífica posible", porque temen que haya "muertos", pero también reprocharon a Macron que no los haya recibido y esté "encerrado en su palacio". Algunos piden incluso su renuncia. Los camioneros también tenían previsto una huelga indefinida pero este viernes los sindicatos la suspendieron por considerar que se había garantizado la remuneración que pedían de las horas extras.

Cuatro personas murieron y centenares resultaron heridas al margen de las manifestaciones.

Ante este escenario, el principal sindicato policial de Francia, Unité SGP Police, exigió nuevamente al gobierno, mediante un comunicado, que instaure el estado de emergencia y reclamó que el Ejército se sume a los 65.000 policías desplegados en todo el país para contener la protesta social.

París teme nuevas protestas violentas tras retirada de tasa