Пятница, 19 Июля 2019
Ultimas noticias
Casa » Acnur agradece a Tailandia que no deportara a apóstata saudí a Kuwait

Acnur agradece a Tailandia que no deportara a apóstata saudí a Kuwait

10 Января 2019

Pero la joven se atrincheró en la habitación del hotel en el que se alojaba, en el aeropuerto, desde donde publicó varios mensajes y videos en Twitter, dando cuenta de su desesperación y asegurando que su familia la había amenazado de muerte si regresaba a Arabia Saudita. Pero al llegar al aeropuerto de Bangkok las autoridades migratorias del país del sudeste asiático la detuvieron. Parecía resuelto el futuro de Rahaf Mohammed; sin embargo, su deportación ha sido paralizada.

La agencia de refugiados de la ONU refirió su caso a Australia para una posible reasentamiento en este país con una visa humanitaria.

Page hizo un llamamiento a los funcionarios saudíes y tailandeses para que no sigan adelante con su plan inicial de enviar a Aqunun de regreso a Kuwait.

"Me habían amenazado con matarme antes y no tienen miedo de amenazarme en público. ¿Crees que esta familia es lo suficientemente moderna como para establecer y negociar las decisiones de mi vida?", relataba en otro.

A través de su cuenta de Twitter, Rahaf Mohammed va contando cómo van sucediendo los acontecimientos.

Australia es conocida por su política de inmigración muy restrictiva, denunciada por defensores de derechos humanos.

Una joven saudí, que se atrincheró en un hotel de Bangkok para evitar su deportación, quedó ayer bajo la protección del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y no será entregada a sus familiares.

En un comunicado, el ACNUR dijo que "evaluaría su necesidad de protección internacional para los refugiados y encontraría una solución inmediata para su situación".

La saudí, de 18 años, llegó el sábado al aeropuerto de Suvarnabhumi en Bangkok en un vuelo desde Kuwait, donde aprovechó que las mujeres no necesitan autorización de sus "guardianes masculinos" para viajar, como sí ocurre en Arabia Saudí.

El jefe de la policía de inmigración de Tailandia, Surachet Hakpal, inicialmente le dijo a CNN que Qunun sería devuelta a Kuwait más tarde el lunes.

La joven dijo que se quedará en la habitación hasta que la ONU la ayude. "Quiero liberarme y estudiar y trabajar en lo que quiera", ha dicho a la BBC.

Las leyes de tutela restrictiva de Arabia Saudita rigen muchos aspectos de la vida de las mujeres. Las mujeres no pueden casarse, divorciarse, conseguir un trabajo, someterse a una cirugía electiva o viajar sin el permiso de sus tutores.

El investigador de HRW afirmó que Al-Qunun se encontraba en tránsito en Bangkok con el objetivo de viajar a Australia, para lo que tenía un billete de avión y visado en regla, y acusa a las autoridades tailandesas de "mentir" al afirmar que le denegaron el visado al tratar de entrar en Tailandia.

Y nunca estuvo claro por qué las autoridades tailandesas inicialmente insistieron en que la joven necesitaba una visa para Tailandia, puesto que solo estaba de tránsito y, por lo general, los ciudadanos sauditas que visitan el país pueden obtener el visado a su llegada al aeropuerto.

En una declaración, Human Rights Watch instó a las autoridades tailandesas a permitir que Qunun "acceda sin restricciones a presentar una solicitud de refugio ante la oficina de Bangkok de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas".

Este incidente recuerda el caso de otra saudita de 24 años, quien en abril de 2017 fue detenida cuando transitaba por Filipinas en dirección a Sídney para escapar de un matrimonio forzado.

Acnur agradece a Tailandia que no deportara a apóstata saudí a Kuwait