Пятница, 19 Июля 2019
Ultimas noticias
Casa » China está muy preocupada por detención de directivo de Huawei en Polonia

China está muy preocupada por detención de directivo de Huawei en Polonia

11 Января 2019

Un directivo de la división polaca de Huawei ha sido detenido tras ser acusado de espionaje para el gobierno chino, según el Gobierno polaco.

Solo se dieron a conocer los nombres de los sospechosos: Weijing W., un director de Huawei en Polonia que fue en el pasado empleado del consulado chino, y Piotr D., un antiguo funcionario polaco de los servicios de seguridad estatales que trabaja en Orange, operador líder de telefonía.

Las oficinas de Huawei y Orange en Varsovia han sido registradas por miembros de la agencia de contrainteligencia y seguridad nacional en el marco de esta investigación, según confirmaron las autoridades polacas. Un juzgado de Varsovia ha decretado prisión preventiva para los detenidos.

Desde Huawei se informó de que la compañía cumple con todas las leyes y regulaciones de Polonia, y que exige a sus empleados que hagan lo propio.

Según el canal de noticias TVP el ciudadano polaco habría formado parte de la Agencia de Seguridad Interna (ABW, por sus siglas oficiales) del país del este de Europa. La empresa dijo desconocer que existía una investigación sobre esta persona y garantizó su colaboración a las autoridades.

El Gobierno chino se mostró "muy preocupado" por el arresto y una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores aseguró que Beijing solicitó un "trato justo acorde con la ley y la protección efectiva de las partes". Una detención que se suma a la que hace sólo un mes Canadá ejecutaba con Meng Whanzou, la directora financiera de la compañía, por vulnerar supuestamente las sanciones norteamericanas a Irán. La detención se producía en plena guerra comercial entre Washington y Pekín.

Su detención inició un conflicto diplomático entre China, Canadá y EE.UU., que se agravó con los arrestos en territorio chino de dos ciudadanos canadienses, Michael Kovrig y Michael Spavor, por su presunta implicación en actividades que, según Pekín, ponen en peligro la seguridad nacional del país asiático.

El pasado septiembre, el Gobierno australiano vetó a Huawei y a ZTE (otra gran empresa de telecomunicaciones china) a participar en la red nacional de quinta generación australiana, aduciendo "razones de seguridad" y la "dependencia" de ambas empresas del Ejecutivo pequinés. Países como Estados Unidos, Japón, Australia o Canadá mantienen restricciones a la hora de trabajar con la compañía, que ya es el mayor fabricante de redes 5G a nivel mundial.

China está muy preocupada por detención de directivo de Huawei en Polonia