Martes, 26 Marcha 2019
Ultimas noticias
Casa » Chalecos amarillos: Las violentas protestas vuelven a paralizar París

Chalecos amarillos: Las violentas protestas vuelven a paralizar París

12 Enero 2019

Además de marchar en la avenida de los Campos Eliseos, los chalecos amarillos se congregaron en la zona de Bercy, frente al Ministerio de Economía y Finanzas, donde los policías antidistubios controlaron el ingreso y revisaron los bolsos de todas las personas que quieren acceder al lugar.

Unos 5.000 policías antidisturbios están movilizados en la capital, donde han realizado una veintena de detenciones a primeras horas del día.

Prefectura informó que la policía respondió con gases lacrimógenos y cañones de agua cuando algunos manifestantes arrojaron piedras hacia donde estaban apostadas las fuerzas de seguridad.

Al Gobierno de Macron le peocupa que la masiva asistencia de personas conlleve una "mayor radicalidad y más tentaciones de violencia".

La representante del movimiento, Priscillia Ludosky, señaló: "Queremos demostrar nuestra unidad en el corazón de Francia".

La idea de concentrar en Bourges, centro geográfico del país, tiene por objetivo facilitar la participación de los manifestantes de las provincias.

Las autoridades francesas se preparan para asistir a una nueva jornada de movilizaciones de los 'chalecos amarillos'. "Nos pide hacer esfuerzos, pero son ellos los que deben hacerlos, hay tantos abusos y privilegios entre los políticos", denunció a la agencia de noticas AFP Carole Rigobert, una mujer de 59 años acompañada por su marido. Detrás de una gran pancarta que proclama "Unidos, el cambio es posible", los manifestantes recorrieron las principales calles de esta ciudad que se ha alzado como uno de los bastiones de los "chalecos amarillos" en Francia.

El viernes, el presidente Macron desató una nueva polémica al declarar que "los problemas por los que atraviesa nuestra sociedad se deben a veces a que demasiados de nuestros conciudadanos piensan que podemos conseguir" algo "sin esfuerzo".

En la capital, "creemos que la movilización será más importante que el sábado pasado y que los grupos presentes serán más radicales", abundó el prefecto de la policía de París, Michel Delpuech, en la cadena de noticias CNews.

"Observamos semana tras semana una tendencia hacia un comportamiento cada vez más violento", de "pequeños grupos", apuntó Delpuech.

El dispositivo de seguridad de este sábado responde a este miedo con 80.000 efectivos en todo el país.

También se esperan manifestaciones en Burdeos, Marsella, Toulouse, Lyon, Estrasburgo, Lille, Nantes, Rennes y Nimes.

Junto a los "chalecos amarillos" marchó un grupo de manifestantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) que, al igual que el movimiento, reclama al gobierno mejoras económicas y sociales para las capas medias y bajas, informó el diario francés Le Monde.

Para intentar calmar los ánimos, el mandatario ha anunciado una serie de medidas, valoradas en 10.000 millones de euros, para aumentar el poder adquisitivo y reducir la presión fiscal, que incluye el aumento en 100 euros del salario mínimo. Pero aunque el número de participantes en las protestas ha caído en las últimas semanas, la movilización continúa. Previo a las protestas de hoy París amaneció conmocionada por una explosión en una panadería, aparentemente por un escape de gas, que hasta el momento dejó un saldo de dos bomberos muertos y decenas de heridos. "Además, en apoyo a este reclamo, los militantes probrexit, también llamaron a manifestarse el sábado bajo la etiquea "#YellowVestUK" (Chaleco Amarillo Reino Unido).

Chalecos amarillos: Las violentas protestas vuelven a paralizar París