Viernes, 18 Enero 2019
Ultimas noticias
Casa » Un telescopio canadiense detecta misteriosas señales de radio procedentes de otra galaxia

Un telescopio canadiense detecta misteriosas señales de radio procedentes de otra galaxia

12 Enero 2019

La mayoría de las 13 ráfagas se registraron en frecuencias excepcionalmente bajas, de 400 MHz, que es la frecuencia más baja que CHIME puede detectar, mientras que las FRB detectadas anteriormente se habían hallado en frecuencias cercanas a los 1400 MHz.

Shriharsh Tendulkar, de la universidad McGill de Montreal, Canadá, uno de los coautores del estudio, sostiene que las FRB puntuales se repiten raras veces, "pero provenientes de la misma fuente". El National Research Council of Canada reveló que las ondas de radio provienen de una galaxia lejana a la Tierra, pero se desconoce su naturaleza y fuente exacta.

"Saber que hay otro (evento sonoro) sugiere que podría haber más por ahí", dijo Ingrid Stairs, astrofísica de la Universidad de British Columbia (UBC).

Estas ráfagas FRB (sigla derivada del inglés por 'Fast radio Burst') son cortos impulsos de ondas de radio, con mucha energía, pero que duran unos pocas milésimas de segundo.

Un año después, otro grupo de científicos canadienses ha dado a conocer en dos artículos en la misma publicación la existencia de otras trece señales rápidas. Pero creen que podría haber hasta 1.000 FRB cada día.

La investigadora Deborah Good destacó la señal FRB que se repite a la captada en 2012, y que parece originarse en una galaxia a unos 2.500 millones de años luz de la Tierra.

Hasta el momento, han sido detectadas unas 60 FRB, y las principales hipótesis indican que su origen evoca a sucesos cataclísmicos, como lo puede ser la explosión de una estrella o la fusión de dos estrellas, e incluso la radiación emitida por agujeros negros supermasivos.

"Aún no está claro si las fuentes que generan las FRB repetitivas son diferentes de las que aparentemente generan una sola". Aunque sigue siendo un misterio, la detección de estas nuevas señales dan más pistas que podrían ayudar a entender su origen.

"Es demasiado pronto para saberlo".

Como científico, no puedo descartado al 100% pero una afirmación extraordinaria debe estar respaldada por pruebas extraordinarias.
En un principio, también existió la tentación de atribuirlos a los "pequeños hombres verdes", pero la idea se disipó rápidamente cuando hubo una respuesta física lógica. Visto por primera vez en 2007, los FRB son uno de los misterios más intrigantes de la astrofísica.

Una señal para ella de que no se tratan de extraterrestres, es que no hay ninguna estructura inteligente o que contenga información en las explosiones. El último reporte de recepciones se registró en Canadá a través del telescopio Chime. La vida inteligente no está en la mente de ningún astrónomo como fuente de estas FRB.

Un telescopio canadiense detecta misteriosas señales de radio procedentes de otra galaxia