Viernes, 19 Abril 2019
Ultimas noticias
Casa » Bruselas rebaja su previsión de crecimiento para España en 2019 al 2,1%

Bruselas rebaja su previsión de crecimiento para España en 2019 al 2,1%

10 Febrero 2019

La Comisión dijo que el crecimiento de la zona euro se desacelerará hasta el 1,3 por ciento este año, frente al 1,9 por ciento de 2018, y se prevé que repunte en 2020 al 1,6 por ciento.

Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, ha afirmado: "Después de haber alcanzado su punto máximo en 2017, se prevé que la economía de la UE siga desacelerándose en 2019 y que su crecimiento sea del 1,5 %".

A ojos de Bruselas, el principal factor que explica el menor crecimiento económico es la desaceleración del consumo privado, que crecerá en menor medida que la renta disponible.

La Comisión explica que en los próximos meses continuará la desaceleración de la economía a medida que el ciclo "madura", pero también advierte de que España se enfrenta a riesgos relacionados principalmente con un entorno global "más débil de lo esperado" y una incertidumbre "creciente" tanto a nivel interno como externo. Después de un recorte de dos décimas el pasado otoño, Bruselas corrige el pronóstico de avance del PIB para este año, del 2,2% al 2,1%, una décima menos que también se reduce en el caso de la previsión para el año 2020, que pasa del 2% al 1,9%.

De acuerdo con las últimas estimaciones del Ejecutivo comunitario, el crecimiento económico de la Eurozona se situará este año en el 1,3% (anteriormente el 1,9%) debido a la debilidad de la demanda mundial, a la incertidumbre que afecta a la confianza, y a algunos factores internos temporales específicos.

Las previsiones macroeconómicas de invierno del Ejecutivo comunitario para 2020 también fueron revisadas la baja, tanto para los diecinueve países que comparten la moneda única europea (euro), como en todos los 28 miembros de la EU, quedando en 1.6 y 1.7 por ciento, de manera respectiva.

En todo caso, España seguirá creciendo por encima de la media de la eurozona (1,3% en 2019 y 1,6% en 2020, según las estimaciones publicadas hoy) y la Unión Europea (1,5% y 1,7%, respectivamente).

Con las hipótesis sobre los precios del petróleo para este año y el año próximo inferiores a las de otoño, la inflación de la zona del euro se moderará al 1,4 % en 2019, antes de repuntar ligeramente hasta el 1,5 % en 2020.

Por otro lado, la Comisión Europea cree que la creación de empleo se "debilitará" en los próximos meses, debido "al esperado impacto amortiguador del incremento en el salario mínimo".

La Comisión citó las tensiones comerciales globales y la desaceleración de China como los principales lastres para la economía de la Unión Europea.

Bruselas también hizo referencia a otros aspectos que tendrán un impacto negativo en el incremento del PIB, y señaló que las "preocupaciones" por el vínculo entre los bancos y la deuda pública, así como por la sostenibilidad de la deuda "están resurgiendo en algunos países de la eurozona".

Según se deduce del comunicado de la CE, la economía europea se seguirá beneficiando de mejores circunstancias del mercado laboral, condiciones de financiación favorables y unas políticas presupuestarias ligeramente expansivas.

El PIB francés también crecerá a un menor ritmo (del 1,6 % en la estimación de noviembre al 1,3 % en la de febrero) y lo mismo sucederá con el español (del 2,2 % al 2,1 %).

Esta previsión refleja los pobres resultados de las economías más grandes, en especial Alemania, para la que el pronóstico bajó de un crecimiento de 1,8% a un 1,1% de crecimiento este año.

Durante su intervención ha destacado que, pese al recorte de las previsiones de crecimiento de la economía española, la actividad sigue siendo "robusta" y "tristemente", solo amenazada por riesgos externos y "artificiales", como la guerra comercial o el Brexit.

Bruselas rebaja su previsión de crecimiento para España en 2019 al 2,1%