Суббота, 20 Июля 2019
Ultimas noticias
Casa » Trasladan a Roma a un obispo al que planeaban asesinar

Trasladan a Roma a un obispo al que planeaban asesinar

11 Апреля 2019

"Esta decisión de que yo abandone Nicaragua es una responsabilidad del Santo Padre y le aseguré mi total obediencia y fidelidad", dijo Báez.

"Es verdad", dijo el religioso, quien afirmó desconocer quienes han estado interesado en acabar con su vida y confirmó que dejará su cargo de obispo auxiliar de Managua y se irá a Roma a petición del papa Francisco, al ser consultado por los periodistas sobre las amenazas de muerte en su contra en el marco de la crisis. La decisión fue anunciada este miércoles por el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Leopoldo Brenes, y el propio Báez, quien expresó su "tristeza y dolor" por tener que abandonar su país: "Yo no pedí irme, fui llamado por el Santo Padre".

Báez le manifestó al papa que Nicaragua "es un país secuestrado" y que existen "poderes fácticos dominados por la mentira, la injusticia, la represión y la ambición".

Báez también fue uno de los sacerdotes heridos en julio pasado durante un ataque de grupos de choque gubernamentales a un templo católico, tras lo cual Ortega acusó al Episcopado de apoyar un supuesto "golpe de Estado fallido".

Báez, uno de los más fuertes críticos del Ejecutivo nicaragüense, fue recibido la semana pasada en el Vaticano por el papa Francisco, quien le pidió trabajara con él en Roma, lo cual aceptó.

Tras vivir 30 años en Italia volvió en 2009 a Nicaragua, donde el papa Benedicto XVI lo nombró obispo auxiliar de Managua. El novelista advirtió que constituye "un duro golpe a la lucha por la democracia en Nicaragua, la que llegará de todos modos más temprano que tarde".

El papa, quien observó las fotos en las que aparece Báez junto a jóvenes, campesinos y madres de personas que murieron mientras protestaban contra Ortega, "no me hizo ni una sola observación, ni un solo reproche, ni una sola corrección, lo único que me dijo fue: esto es lo que yo quiero, esto es lo que yo espero de los obispos", contó Báez.

Monseñor Báez, uno de los obispos más cultos y preparados de Nicaragua, participó como mediador y testigo en el primer dialogo nacional que se realizó de mayo a julio del año pasado.

Agregó que, en estos meses de crisis política en Nicaragua, hubo "continuamente drones encima" de su apartamento. El gobierno y la oposición intentaron superar la crisis con un diálogo que terminó el 3 de abril sin consenso en torno a temas importantes, como la democratización y la aplicación de justicia a los responsables de la represión. La ACJD indica además que 200 manifestantes que excarcelados por el gobierno desde el 27 de febrero no pueden considerarse libres porque continúan bajo arresto domiciliario con condenas o juicios pendientes.

Trasladan a Roma a un obispo al que planeaban asesinar