Суббота, 20 Июля 2019
Ultimas noticias
Casa » Según los científicos, un ave extinta regresó de entre los muertos

Según los científicos, un ave extinta regresó de entre los muertos

14 Мая 2019

Esta es la primera vez que la evolución iterativa (la evolución repetida de estructuras similares o paralelas del mismo ancestro, pero en diferentes momentos) se ha visto en rálidos -una familia de aves gruiformes que incluye numerosas especies de pequeño y mediano tamaño, conocidas como fochas, gallinetas, polluelas, rascones o calamones- y una de las más significativas en los registros de aves.

El rálido de garganta blanca colonizó el atolón de Aldabra en el Océano Índico y evolucionó hasta volverse un ave que no vuela, antes de ser completamente destruida cuando la isla desapareció bajo el mar hace unos 136.000 años.

Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Portsmouth y el Natural History Museum, aseguran, después de comparar varios fósiles, que los ejemplares de aves no voladoras que habitan actualmente la isla de Aldabra pertenecen a la misma especie que se extinguió.

"No conocemos ningún otro ejemplo en los rálidos, o en las aves en general, que demuestre este fenómeno de forma tan evidente", asegura en un comunicado el investigador de la Universidad de Portsmouth David Martill, uno de los autores del estudio.

La especie madre del rálido, autóctona de Madagascar, con frecuencia vio dispararse a su población, obligando a las aves a migrar en gran número desde la isla frente a la costa de África Oriental.

El rálido es un ave que perdió su capacidad de volar.

Lamentablemente, eso no les permitía escapar cuando la isla estaba sumergida y toda su flora y fauna habían desaparecido.

El rálido de garganta blanca reapareció miles de años después de creerse extinto.

El registro fósil, del que se sirvieron los investigadores para elaborar el estudio, muestra que, en ambas ocasiones, los pájaros perdieron la capacidad de volar y esto es lo que les llevó a extinguirse en la primera de ellas, cuando el atolón quedó cubierto por agua en un gran evento de inundación.

Eso significa que una especie de ave de Madagascar dio origen a dos especies distintas de rálido no volador en Aldabra en el espacio de unos pocos miles de años. Además, expresó que únicamente en Aldabra "existe una evidencia fósil disponible que demuestre los efectos del cambio de los niveles del mar en eventos de extinción y recolonización".

"Las condiciones eran tales en Aldabra, siendo la más importante la ausencia de depredadores terrestres y mamíferos en competencia, que un rálido podía evolucionar de forma independiente en cada ocasión", explicó.

"Los fósiles proporcionaron una evidencia irrefutable de que un miembro de la familia de los rálidos colonizó la isla en cada ocasión", dijo Julian Hume, del Museo londinense.

Según los científicos, un ave extinta regresó de entre los muertos