Суббота, 20 Июля 2019
Ultimas noticias
Casa » El CO2 en la atmósfera superó las 415 partes por millón

El CO2 en la atmósfera superó las 415 partes por millón

15 Мая 2019

Según los datos del Observatorio de Mauna Loa en Hawai, la concentración de CO2 en la atmósfera es actualmente de 415,26 partes por millón (ppm), mucho más que en cualquier otro punto de los últimos 800.000 años, desde antes de la evolución del homo sapiens.

Este valor se registró el 11 de mayo; esta es la primera vez que el promedio diario ha excedido 415 ppm. Desde antes de que existieran los humanos modernos hace millones de años. Una información que generó un fuerte impacto, pero que no es el único que prueba que la humanidad sigue destruyendo el planeta. A estos gases se les llama de efecto invernadero porque, precisamente, atrapan el calor como un invernadero de plantas, de forma que este no puede escapar al espacio para que el planeta se refresque.

El macabro hito fue observado en Twitter por el reportero climático Eric Holthaus, basándose en los datos registrados y presentados por el Instituto Scripps de Oceanografía en la Universidad de California en San Diego. "En comparación con el nivel del año pasado, el aumento probablemente será de aproximadamente tres partes por millón, mientras que en años anteriores el crecimiento promedio fue de 2.5 ppm", dijo Ralph Keeling, director del programa de monitoreo de CO2 en el Instituto Scripps.

En 1910, el CO2 atmosférico se mantuvo en 300 ppm, más alto de lo que había sido por lo menos durante unos 800,000 años, pero aumentó en más de 100 ppm en este siglo a medida que los niveles de contaminación se dispararon.

Cabe mencionar que sólo hace un par de años la contaminación por carbono en la atmósfera había superado las 400 PPM, y hace dos años (en 2017) ya había subido hasta 410 PPM.

"Este incremento simplemente no es sostenible en términos de uso de energía y de lo que le estamos haciendo al planeta", advirtió Keeling.

La concentración máxima segura de CO2 en la atmósfera es de 350 ppm, de acuerdo con James Hansen, ex climatólogo de la NASA.

En dicha oportunidad se planteaba que se el aumento de temperatura ocurre, se perderán los arrecifes de coral, el Ártico perderá todo su hielo en la temporada de verano, las olas de calor serán devastadoras, dando paso a cada vez más incendios forestales, y la habitabilidad en algunos sectores del mundo será nula.