Martes, 18 Junio 2019
Ultimas noticias
Casa » Estudian un tratamiento oncológico que evitaría la metástasis y reduciría el tumor

Estudian un tratamiento oncológico que evitaría la metástasis y reduciría el tumor

14 Junio 2019

El medicamento, que recibe el nombre de MSC-1, lo que hace es bloquear las llamadas LIF, unas proteínas alteradas presentes en muchos tipos de tumores y que se encargan precisamente de estimular la regeneración de las células tumorales.

"Hemos descubierto que LIF desactiva el sistema de alarma para que no lleguen las células del sistema inmune, como si un ladrón desactivara el sistema de alarma de un banco para que no llegara la policía", explicó Joan Seoane, investigador y director del Programa de Investigación Preclínica y Traslacional del VHIO, quien fue el primero en relacionar el LIF con el cáncer y que es cabecilla de un equipo científico formado sólo por mujeres y él.

Este nuevo descubrimiento boquea LIF, una citoquina (proteína que regula la función de las células que las producen sobre otros tipos celulares) que está presente en muchos tumores.

Ahora, tal como indica el medio, ya comenzó su primer ensayo clínico fase I con en 40 pacientes en Barcelona, Nueva York, y Toronto, con personas que se están tratando con inhibidores de LIF. "El sistema inmunitario, de alguna manera 'recuerda' el tumor, que no vuelve a aparecer, aunque se introduzcan más células tumorales", comentaron Mónica Pascual-García y Ester Bonfill, las dos primeras firmantes de la investigación.

Tras años viendo la potencialidad de LIF como diana terapéutica en modelos experimentales, Seoane fundó Mosaic Biomedicals, una 'spin-off' del VHIO nacida para desarrollar y trasladar nuevos tratamientos oncológicos lo más rápido posible a los pacientes.

LIF es una citoquina que ha sido diseñada por la evolución durante millones y millones de años para solucionar un gran problema que tienen todos los mamíferos: el hecho de que un ser vivo se integre en otro ser vivo. Además, ayuda a la proliferación de células madre embrionarias y, por tanto, a que el embrión se desarrolle.

El cáncer se apropia del mecanismo molecular inducido por LIF y lo utiliza para su propio beneficio.

Los datos presentados en el congreso de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer revelan que el fármaco no tiene efectos secundarios en el organismo. LIF se ha diseñado a través de la evolución para proteger al embrión del sistema inmune de la madre y promover la proliferación de las células madre embrionarias. "Los tumores se apropian de este doble mecanismo, segregando niveles aberrantes de LIF y protegiéndose de esta forma de la respuesta inmunológica e incrementando el número de células madre tumorales", señala el doctor Joan Seoane. Solo es efectiva en aquellos que expresan un alto nivel de LIF.

Finalmente, especificó que el medicamento es válido para los tumores con un alto nivel de LIF, como glioblastomas, cáncer de páncreas, ovario, pulmón y próstata, mismos que son considerados como los más agresivos y de peor pronóstico.

Estudian un tratamiento oncológico que evitaría la metástasis y reduciría el tumor