Вторник, 16 Июля 2019
Ultimas noticias
Casa » La sonda japonesa Hayabusa2 aterrizó sobre un asteroide por segunda vez

La sonda japonesa Hayabusa2 aterrizó sobre un asteroide por segunda vez

13 Июля 2019

Tokio, 10 jul (Prensa Latina) La sonda japonesa Hayabusa2 comenzó hoy a descender al asteroide distante denominado Ryugu, donde recolecta muestras para estudiar el origen del sistema solar y la vida en la Tierra.

Según declaro JAXA, Agencia Aeroespacial Japonesa, el breve pero exitoso aterrizaje de la nave se produjo en hora chilena a las 21:20 horas de la noche de ayer miércoles, declarando a la misión como totalmente exitosa y asegurando que se encuentran bastante felices con los resultados. Tras posarse sobre el asteroide llevó a cabo una primera recogida de muestras de su superficie, que pudimos ver un mes más tarde en un vídeo emitido por la Agencia Espacial Japonesa (JAXA).

Datos provenientes de la sonda mostraron que aterrizó en el asteroide cerca de las 1:20 GMT de este jueves.

Hayabusa-2 realizó su primer aterrizaje en Ryugu el pasado mes de febrero, la noche del 21 al 22.

Se planea que la sonda nipona regrese a la Tierra recolectando muestras de rocas que arrojarán luz sobre la formación del Sistema Solar.

Para complicar las cosas, Ryugu es un asteroide de solo 900 metros de diámetro, por lo que la misión es aún más complicada.

JAXA informó que es la primera ocasión en que se intenta investigar el interior de un asteroide, aunque también se buscará que la nave no tripulada estudie la gravedad, temperatura y condiciones en el cuerpo espacial.

La aventura de Hayabusa2, de un costo de alrededor de 270 millones de dólares, comenzó el 3 de diciembre de 2014, cuando la sonda inició un periplo de 3.200 millones de kilómetros para llegar hasta Ryugu, a una distancia promedio de 340 millones de kilómetros de la Tierra, ya que es imposible ir en línea recta.

Y decimos "podría", ya que todo se basa, en cierto modo, en la esperanza de que los fragmentos de roca hayan entrado en los colectores de la sonda para poder ser estudiados cuando esta vuelva a la Tierra a finales de 2020.

Los científicos creen que ese cuerpo celeste contiene, relativamente, grandes cantidades de materia orgánica y de agua desde hace unos 4.600 millones de años, cuando nació el sistema solar.

La sonda japonesa Hayabusa2 aterrizó sobre un asteroide por segunda vez