Martes, 16 Julio 2019
Ultimas noticias
Casa » Volkswagen despide al último Beetle

Volkswagen despide al último Beetle

13 Julio 2019

De la planta de producción ubicada en Puebla, México, salió el último ejemplar del VW Beetle, el sucesor de la dinastía del "fusca", "escarabajo" o "vocho", que son algunos de los nombres con los que se ha designado a lo largo de su prolongada y exitosa trayectoria al popular vehículo creado en Alemania por el prolífico diseñador Ferdinand Porsche en la década de los años 30.

Con la frase "Bye Bye Beetle", la fabricante se despide el 10 de julio del sedán y en forma de agradecimiento y en honor a la historia del famoso auto, el último Beetle salido de la línea de ensamblaje se exhibirá en el museo de la automotriz, Volkswagen en Puebla, México.

"Gracias Beetle", decía un arco colocado encima de la plataforma, rodeada por empleados que participaron en la producción de este vehículo.

Los últimos 65 escarabajos conforman una edición especialy numerada, que se venderá por internet por unos 21.000 dólares, unos 18.500 euros.

En 1998, cercano el final del siglo XX y el segundo milenio, a las marcas las invadió la nostalgia por el pasado, lo que marcó una tendencia que el terreno automotriz que condujo a la creación del propio VW Beetle y otros automóviles como el PT Crusier de Chrysler -con una línea que recordaba a los viejos autos de las décadas de 1940ny 1950-, o el Ford Mustang, que en esos años retomó el diseño con el que surgió en la década de 1960. El auto estará disponible en colores azul metálico, negro, blanco y beige.

El último modelo que se fabricó fue el "Beetle Final Edition", del cual se produjeron solo 565 unidades para el mercado mexicano.

En el evento, se recordó que Volkswagen de México inició la producción del modelo Beetle en 1997; mientras que en 2001 se inició la versión convertible.

El "Escarabajo", "Vocho", "Käfer", "Beetle" o "Coccinelle", como es conocido a nivel mundial, fue retirado del mercado, después que la última planta del mundo en Puebla dejara de fabricarlo. ¿El motivo?

Su precio duplica el de otros modelos sedán, por lo que popularidad fue mucho menor, y es poco habitual verlos en las calles de la Ciudad de México.

El mayor éxito de todas las generaciones del modelo se le atribuye al Beetle original, que fue a su vez el que más tiempo se mantuvo en producción, en el que por cierto, su producción cesó en 1978 en Wolfsburgo pero en Puebla continuaron con su producción hasta el año 2003.

Volkswagen despide al último Beetle